X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La guerra comercial se coloca como principal riesgo para los gestores

Supera a la inquietud por la inflación o el crecimiento global, según la encuesta de BofAML El 74% ya cree que la economía global se encuentra en la fase final del ciclo

Índice de la Bolsa de Hong Kong en una entidad financiera de la ciudad. AP

La amenaza de guerra comercial se ha convertido en la principal preocupación de los inversores, por delante de la inflación y de la ralentización del crecimiento global, las inquietudes que desencadenaron la intensa corrección de principios de febrero. Así lo revela la encuesta a gestores de fondos del mes de marzo que realiza Bank of America Merrill Lynch, en la que se aprecia además que tres de cada cuatro inversores ya reconoce que la economía global se encuentra en la fase final del ciclo, el porcentaje más alto desde que se elabora el estudio.

Donald Trump abrió la caja de los truenos hace unas semanas cuando anunció la imposición de aranceles a las importaciones de aluminio y acero. Su amenaza desencadenó una fuerte reacción de la Unión Europea y, sobre todo, hizo saltar las alarmas en el mercado ante el temor a una espiral creciente de proteccionismo, más allá de la industria siderúrgica, capaz de hacer mella en el crecimiento global. De hecho, la amenaza de guerra comercial se ha colocado en primer lugar en la lista de preocupaciones de los inversores y para el 30% de los gestores es el principal riesgo, una apreciación que no se daba desde enero de 2017, seguido de la inflación, con un 23%, y de la ralentización del crecimiento económico, con el 16%.

En paralelo a la inquietud sobre la deriva proteccionista que pueda desencadenarse desde EE UU, avanza también la certeza de que el actual ciclo de crecimiento tendrá que llegar a su fin. Así, la expectativa de un mayor crecimiento global está en el nivel más bajo desde junio de 2016, cuando Gran Bretaña decidió en referéndum su salida de la UE.

Esta visión de la economía se está trasladando ya a las posiciones de las carteras y los inversores están reduciendo posiciones en sectores cíclicos en favor de defensivos como consumo o sociedades de inversión inmobiliaria. Aun así, las preferencias se siguen concentrando en el sector tecnológico y los bancos.

Las posiciones de los gestores en bancos están en la segunda cota más elevada de la historia de la encuesta, con el 36% de los inversores con una posición de sobreponderar. Aunque la apuesta mayoritaria, común al 38% de los encuestados, es la compra de los grandes valores tecnológicos estadounidenses y chinos: Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google junto a Baidu, Alibaba y Tencent. Las posiciones bajistas sobre el dólar son la segunda apuesta de inversión más unánime, mientras que la apuesta por la caída de la volatilidad ha pasado a sexta posición, después de ir en cabeza en enero.

Archivado en:

Y además:

Outbrain