X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Prosegur, seguridad para una nueva economía

Prosegur ha ido ampliando sus negocios y mercados para adaptarse a los cambios económicos y sociales de las últimas cuatro décadas

A punto de soplar las velas de su 42 aniversario, Prosegur, el grupo de seguridad que nació al calor de la transformación económica, política y social de España en 1976, ha pasado en estos cuarenta años de ser una compañía pequeña, con un enfoque puramente local, a estar presente en 16 países, con Iberoamérica como principal mercado.

El proceso de internacionalización ha ido acompañado de un cambio en el negocio del grupo, con la incorporación de nuevas áreas para adaptarse a la demanda y necesidades de la población.

Solo un año después de su creación, la empresa incorporó el negocio de vigilancia. Este, junto a la logística de valores y gestión de efectivo, algo que popularmente es identificado con los furgones blindados de color amarillo, fueron los pilares de su negocio. Hubo que esperar a 1992 para que se anexionara la división de alarmas, y ya bien entrado el nuevo siglo, el área de ciberseguridad. En un universo cada vez más interconectado, en el que los smartphones se han convertido en una extremidad más del cuerpo humano, la compañía ha tenido que renovarse para no quedarse atrás y seguir manteniendo un pulso por hacerse con el primer puesto del mercado. El grupo, que a cierre de 2017 disponía de 227.000 empleados –contando la plantilla de Prosegur y su filial Cash–, compite al mismo nivel que sus principales rivales, la estadounidense Brink, la sueca Loomis, la británica G4S y la italiana Garda.

Pero los hitos de la empresa de seguridad no se limitan al crecimiento y diversificación geográfica. En la historia de la compañía ha jugado un papel destacado el salto al mercado en búsqueda de financiación. En 1987, momento en el que ni existía el Ibex 35 –su nacimiento se produjo en los años noventa–, Prosegur se estrenó en Bolsa. En aquella época su ámbito de actuación se limitaba a España y Portugal. Y treinta años más tarde, Prosegur protagonizó una nueva salida a Bolsa, esta vez con la filial de efectivo como protagonista. Doce meses después de esta operación, la matriz y su filial Cash cuentan con una capitalización similar: 3.900 millones de euros.

Archivado en:

Y además:

Outbrain