X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El 98,3% de fallos de juzgados hipotecarios son a favor del cliente

Las sedes especializadas recibieron 153.957 demandas de junio a diciembre Los jueces de 22 de las 50 provincias dieron la razón al consumidor el 100% de las veces

Los juzgados especializados en materia hipotecaria, impulsados el 1 de junio de 2017 para absorber la oleada de litigios contra la banca y evitar el colapso de las justicia española, están fallando a favor de los consumidores en el 98,3% de las 9.326 sentencias dictadas durante sus primeros seis meses de actividad.

Así lo indican los datos publicados este viernes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que indica que en solo medio año de existencia estas plazas especializadas tramitaron un total de 153.957 demandas de clientes contra sus entidades financieras. La cifra roza las mil demandas diarias en el segundo semestre de 2017.

Estos juzgados fueron impulsados por el Ministerio de Justicia y el CGPJ después de que el fallo del Tribunal de Justicia de la UE, en diciembre de 2016, dictaminara que la banca debe devolver con retroactividad total todo lo cobrado en aplicación de cláusulas suelo opacas.

Este pronunciamiento hizo temer una avalancha de litigios que acabó produciéndose, y que animó a los consumidores a reclamar también por hipotecas multidivisa, reparto de gastos de constitución de las hipotecas, intereses de demora o cláusulas de vencimiento anticipado, aquellas que permiten ejecutar el préstamo e iniciar los trámites de desahucio.

Todos los asuntos relacionados con materia hipotecaria se fueron asignando a los nuevos juzgados especializados, de los que se crearon 54, uno por provincia más otro en las principales islas de los territorios insulares de Canarias y Baleares.

Los pronunciamientos de estos juzgados están siendo tan mayoritarios a favor de los consumidores que en 22 de las 50 provincias el 100% de sentencias son estimatorias a las pretensiones de la clientela contra la banca.

Así, todas las resoluciones dictadas el año pasado fueron favorables a la clientela en Albacete, Ávila, Barcelona, Badajoz, Cantabria, Castellón, Córdoba, Girona, Huelva, Huesca, Lugo, Lleida, Málaga, Murcia, Navarra, Palencia, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Segovia, Soria, Toledo y Zamora.

En los tres primeros meses de actividad, teniendo en cuenta además que agosto es inhábil en la jurisdicción civil, se produjeron 1.230 fallos, el 99,3% a favor de los clientes que demandaron a la banca.

Este grado de coincidencia en las resoluciones viene dado por dos factores fundamentales. De un lado por la importante jurisprudencia en contra de la banca que han generado el Tribunal Supremo y el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), que las instancias inferiores deben seguir.

De otro, porque ante la descomunal carga de trabajo se ha traducido en expedientes acumulados por los pasillos y los juzgados especializados de mayor tamaño han optado por establecer protocolos de decisión en función de la materia que abordan. 

Con todo, tomando la fotografía general de los juzgados españoles, los fallos contra la banca también son mayoritarios, concretamente suponen un 80% en los casos de comercialización de productos complejos. 

La carga de trabajo que soportan estas sedes, a menudo impulsadas con un único juez en prácticas y escasos recursos, llego a ser tal que los jueces decanos reclamaron su abolición el pasado otoño. Las promesas de Justicia de aportar nuevos recursos, no obstante, llevaron al colectivo a modular su discurso y exigir que el refuerzo de los juzgados fuera inmediato y efectivo. 

La contestación de la clientela contra los abusos bancarios alcanzó cotas históricas en 2017. En paralelo al frente judicial, los consumidores protagonizaron un nivel récord de reclamaciones contra entidades financieras ante el Banco de España.

En paralelo, el mecanismo de negociación extrajudicial impulsado por el Gobierno para encauzar las reclamaciones por cláusulas suelo opacas recibió más de un millón de reclamaciones y llevó a la banca a devolver más de 1.700 millones de euros en solo unos meses. 

Archivado en:

Y además:

Outbrain