X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La reinvención de la banca

El sector sigue cambiando y será vital para las empresas, las familias y la economía

La banca ha experimentado cambios profundos en los últimos años, que se enmarcan en un proceso imparable de internacionalización, de cambio tecnológico y evolución de las necesidades de los clientes.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander

La resolución de la crisis bancaria (1977-1985), la liberalización y apertura iniciada con la Transición, la integración en la UE, la primera ola de internacionalización del sector en los noventa, el nacimiento del euro y la concentración y globalización que trajo consigo, y la reciente crisis y su resolución son probablemente los hitos clave de esta transformación, que nos ha dejado un sector bancario fuerte, competitivo y eficiente, supervisado y liderado por entidades globales.

El sector sigue evolucionando a un ritmo sin precedentes. Vivimos un momento de cambio acelerado que afecta a todos los países, a sus Gobiernos y a sus ciudadanos y que impacta en nuestra forma de hacer banca. Para tener éxito en este nuevo entorno debemos poner el foco en un factor esencial: la confianza. Las empresas tienen ahora más información y capacidad de elección que nunca y sus expectativas son más exigentes. Generar beneficios es importante, pero también que reviertan en la comunidad. Todo eso se refleja en nuestra estrategia de negocio y en nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y las empresas, y en cómo hacemos las cosas, de una manera sencilla, personal y justa.

Estamos en el proceso de redefinición para poder cubrir las necesidades de los clientes a través de plataformas globales comunes, eficientes y flexibles. Tenemos unas bases sólidas: escala, diversificación y crecimiento predecible. Estas fortalezas nos dan las capacidades para abordar los grandes desafíos: fomentar un crecimiento sostenible e inclusivo, crear empleo (incluido perfiles digitales) y ayudar a las empresas a actuar de forma socialmente responsable.

La banca seguirá evolucionando, sirviendo a empresas y familias, desempeñando funciones vitales para el buen funcionamiento de la economía, la asignación eficiente de recursos y contribuyendo al crecimiento y la prosperidad económica. El desafío al que nos enfrentamos es, nada menos, que el de reinventarnos.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Archivado en:

Outbrain