Porsche 911

Porsche utiliza la impresión 3D para conservar sus modelos clásicos

Este tipo de impresión permite crear piezas exclusivas bajo demanda

Los coches clásicos son obras de arte andantes, museos con ruedas que en su interior son una auténtica cápsula del tiempo. Como es lógico, con muchos coches de la era dorada de Porsche cumpliendo 50 y 60 años de antigüedad, las reparaciones y la necesidad de piezas raras o ya descatalogadas es algo habitual. Por esta razón, tal y como hemos conocido gracias a Diario Motor, Porsche está optando por la impresión en 3D para producir piezas para sus vehículos clásicos bajo demanda.

Una impresión pormenorizada de piezas

La impresión 3D permite que los clientes de coches clásicos de Porsche puedan acceder a piezas de repuesto a las que hubiera sido impensable acceder hace pocos años, y en caso de hacerlo a un precio astronómico.

Porsche 959
Porsche 959

Una palanca que liberaba el embrague del Porsche 959 fue la primera pieza impresa en 3D, a la que han seguido ocho nuevas piezas, y que pronto se van a extender a veinte piezas. Este proceso es mucho más eficiente que la fundición o el mecanizado tradicional, que habría sido especialmente caro para producir sólo una unidad de estas piezas. Algo que no es casual, ya que Porsche ha apostado por la impresión 3D invirtiendo en Markforged junto a Siemens y Microsoft

Normas