Batería de litio metal de Nissan
Batería de litio metal de Nissan

Las baterías de litio-metal duran el doble que las actuales, y ya se comercializan

Su autonomía es mucho mayor, y pueden beneficiar a la industria reduciendo el tamaño de dispositivos

Con cada vez más dispositivos móviles en nuestros hogares, y con la futura expansión de los vehículos eléctricos en las calles de todo el mundo, la industria ya es consciente de que hacen falta nuevos tipos de baterías para ofrecer un mejor rendimiento, mayor seguridad, y todo ello sin aumentar el coste de estas excesivamente. Pues bien, una de las primeras soluciones a mejora del rendimiento de las baterías viene de la mano de las baterías de litio-metal. Estas han comenzado a venderse y pueden durar nada menos que el doble que las de litio de la actualidad.

Estas baterías ya se comercializan

Ha sido la compañía norteamericana del MIT, SolidEnergy Systems, la que ha anunciado la comercialización de las primeras baterías de litio-metal. Estas utilizan una capa de litio-metal ultra delgada en lugar de un ánodo de grafito. Gracias a esto se puede almacenar el doble de energía en el mismo espacio, algo que abre la puerta también a otros usos alternativos. Y que debemos tener en cuenta que los fabricantes van a poder transformar por completo muchos dispositivos gracias a estas baterías.

baterías de litio-metal
Como se puede ver la misma capacidad se obtendrá en la mitad de espacio, dejando más espacio para otros componentes

Ya que gracias a ellas vamos a poder disfrutar de dispositivos mucho más pequeños, que seguirán conservando la misma autonomía. Esto quiere decir que las baterías de los móviles actuales podrían durar el doble de tiempo o permitir que el móvil ocupe la mitad de espacio que uno tradicional, algo sin duda espectacular y que cambiaría las reglas de industria por completo. De momento los primeros dispositivos en que se van a ver estas nuevas baterías de Litio-metal serán en los drones, que contarán con mucha más autonomía que los de baterías tradicionales.

El de los drones es un sector propicio, ya que los fabricantes están dispuestas a pagar altas sumas por estas baterías, en un sector en el que la autonomía es un factor esencial de cara al consumidor. Aunque hasta ahora se están construyendo las baterías en Massachusetts, se espera que en el futuro abran fábricas en chinas para aumentar la producción. La evolución normal es que en el próximo año comiencen a llegar a móviles y wearables y en 2021 a coches eléctricos. Veremos hasta qué punto es un producto capaz de revolucionar el mercado.

Normas