X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Guía de valores para invertir en el nuevo escenario de la energía

Gas Natural Gas Natural ha sorteado esta semana un varapalo regulatorio que amenazaba con llevarse por delante el 5% de su ebitda y que se podría quedar en un impacto de apenas el 0,9%. El Gobierno dejaría en un recorte de 50 millones las retribuciones a la distribución y transporte del gas, una merma de ingresos inferior a la estimada en principio pero que ha hecho mella igualmente en la cotización. Gas Natural ha perdido en Bolsa en la semana el 2,4% y cae el 2,2% en el año. La incertidumbre regulatoria ha estallado en un momento de elevada expectativa para que Gas Natural eleve su dividendo, tras haber reforzado su caja con desinversiones por 3.200 millones de euros. “El potencial está en el posible dividendo extraordinario”, afirma Renta 4. En el aire está también la posible venta del 20% del capital en manos de Repsol a CVC. “Recortes no esperados como estos implican una mayor prima de riesgo hacia el sector que podrían hacer perder el interés de CVC”, afirman en Sabadell.
Enagás UBS ponía el dedo en la llaga hace dos semanas al augurar en un informe el fin de la “década dorada” de las empresas reguladas de energía del sur de Europa. El fuerte recorte de retribuciones a estas compañías aplicado en Reino Unido para abaratar el recibo de la luz y el gas es una referencia para los inversores, que prevén medidas en ese sentido en países como España. La rentabilidad por dividendo de Enagás, en el entorno del 7%, ha sido hasta el momento un poderoso reclamo pero con menores ingresos, habrá más dificultad para retribuir al accionista. Además, en un entorno de alza de tipos, la rentabilidad de la deuda comienza a competir con los dividendos y los inversores se inclinan por los valores cíclicos, en detrimento de los defensivos como Enagás. Tipos más altos complican también pago de la deuda, que en el caso de Enagás es de un ratio de 4,8 veces deuda neta sobre ebitda. En lo que va de 2018 cae en Bolsa el 8,9%.
Red Eléctrica El grupo encargado de garantizar el suministro eléctrico en España sufre la una caída en el año del 8,7%. Acusa el desplazamiento de la inversión desde los valores defensivos –de los que REE es claro exponente con una rentabilidad por dividendo prevista este año de casi el 6%– hacia los valores cíclicos. La empresa sufre los mismos males que Enagás, su versión gasista. Es decir, un momento adverso de mercado por el horizonte de alza de tipos más todo el peso de la incertidumbre regulatoria. El recorte de ingresos avanzado por Nadal equivale a apenas el 2,2% del ebitda del grupo, pero la previsión a medio plazo es de un mayor impacto. REE está además estudiando la compra de Hispasat por alrededor de 1.000 millones de euros, como efecto colateral de las opas lanzadas sobre Abertis, principal accionista del operador de satélites. “No tiene mucho encaje con sus negocios eléctricos pero podría englobarse en su estrategia de diversificación”, apuntan en Renta 4.
Iberdrola El pasado septiembre, Goldman Sachs ya alertaba con crudeza de menores ingresos regulados en el sector eléctrico ante futuros cambios regulatorios. Pero el Gobierno ha anunciado estos días ajustes que no se esperaban hasta al menos dentro de dos años. En este contexto, Luis Padrón, analista de Ahorro Corporación, escoge a Iberdrola como su “principal opción para estar más a salvo dentro del sector dado que no tiene tanto peso en distribución de gas, y que está más protegida por su diversificación geográfica”. Víctor Peiro, director general de análisis de GVC Gaesco Beka, cifra el impacto de los ajustes en un 5% sobre el ebitda: el 3% correspondería al negocio renovable y el 2% restante, al de distribución. El otro riesgo al que se enfrentan estas compañías es el incremento de los costes de financiación. No obstante, Peiro apunta a que los tipos todavía son bajos, lo que permite a estas empresas seguir disfrutando de unas rentabilidades por dividendo atractivas y costes contenidos.
Endesa Los expertos de Sabadell no esperan un impacto significativo de los recortes de ingresos anunciados sobre las eléctricas, pero sí advierten de los ajustes que vendrán en el marco de la revisión de la retribución en 2020.Desde el departamento de análisis del banco apuntan a que el recorte de alrededor de 200 millones de ingresos regulados para las eléctricas anunciado ya por Nadal supondría para Endesa un impacto en su ebitda del 1,2%, por unos 44 millones de euros. Pero a la espera de que se concreten los detalles, lo cierto es que Endesa sigue siendo por ahora una opción atractiva para los inversores más conservadores y es aquí donde la rentabilidad por dividendo unida a su balance sólido ocupan un papel destacado y ayudarían amortiguar la volatilidad en Bolsa. La firma que preside Borja Prado reparte el 100% de su beneficio entre los accionistas. En su contra está su total exposición a España, que la hace muy sensible a los cambios regulatorios.
Acciona En el sector de las energías renovables, Acciona sería la compañía más expuesta a las reformas futuras, según los analistas de Banco Sabadell. No obstante, como recogen en un informe con fecha del 31 de enero, ni el departamento de análisis de la entidad ni el consenso del mercado baraja esta posibilidad. Los expertos esperan que se mantenga la rentabilidad actual del 7,5% en renovables en la revisión de ingresos de 2020.En el peor de los escenarios, prevén que el impacto sea muy limitado, reduciéndose a 50 puntos básicos. Fuera del apartado regulatorio, la empresa está pendiente de conocer la decisión del Supremo que está a punto de fallar con respecto a la adjudicación hace cinco años de la gestión de la empresa pública Aigües Ter-Llobregat.Acciona ya ha pagado cánones por gestión por 300 millones que reclamará junto a inversiones realizadas pendientes de amortizar. A pesar estos frentes abiertos, el consenso de Reuters le otorga un potencial del 16% y aconseja comprar.
Siemens Gamesa En abril de 2017 Gamesa y Siemens cerraron su fusión, dando lugar a “ uno de los principales fabricantes de aerogeneradores del mundo, con una posición de dominio en algunos mercados emergentes y el segmento offshore”, apunta Link Securities. Sin embargo, la paralización de mercados como los de India, Brasil y EE UU desembocaron en dos profits warning: el primero en julio, y el segundo, en octubre.Esto tuvo su repercusión en la evolución en Bolsa de la compañía, que lideró los descensos del Ibex en 2017 con una caída del 16%. A pesar de este oscuro panorama los analistas se muestran optimistas a largo plazo. Bestinver incrementó su posición en el valor a cierre del año pues consideran que aunque tienen en cuenta estos acontecimientos “la evolución del negocio y el lanzamiento de nuevos productos es lo importante”.Desde Link Securities afirman que a corto plazo existen opciones más interesante. La firma de análisis espera que la empresa vuelva a registrar crecimiento en 2019.
La recuperación de los precios del crudo es el catalizador para la petrolera, cuyos títulos se sitúan entorno a los 15 euros, lejos de los 7,43 euros que registró a comienzos de 2016, con la caída del petróleo por debajo de los 28 dólares.Los inversores han reconocido los esfuerzos acometidos por la compañía para reducir su abultada deuda con la venta de negocios no estratégicos. El último de ellos podría ser la desinversión en Gas Natural.Esta operación le generaría unos ingresos de 3.700 millones, según cálculos del departamento de análisis de Sabadell, reduciendo su endeudamiento a 3.000 millones (0,4 veces ebitda), mínimos históricos. “La venta no impactaría ni en el beneficio ni es el flujo de caja, pero le permitiría conseguir recursos para invertir en la diversificación de sus negocios”.Los expertos no descartan una mejora de la retribución al accionista ya sea con la eliminación del scrip dividend o con el incremento de un 10% del importe del dividendo, catalizadores a corto plazo.
Técnicas Reunidas Óscar de Diego, analista de Ibercaja, apunta que el alza del precio del crudo ha permitido a Técnicas la consecución de nuevos proyectos como la expansión y modernización de la refinería de Sitra, en Baréin a finales de 2017. Los analistas de Goldman Sachs han revisado al alza los márgenes de la compañía para 2018 y 2019 y señalan como riesgos “un bajo nivel de adjudicaciones de contratos y problemas de ejecución en proyectos”. Por su parte, Link Securities revisa a la baja su recomendación sobre la ingeniería, que pasa de acumular a reducir. Esta firma no descarta, dada la situación del sector, que se reduzcan las estimaciones de resultados y empiezan a barajar la posibilidad de que la caída de los márgenes tenga un carácter más estructural de lo en principio estimado. Aunque los gestores de Técnicas Reunidas aseguran que no recortarán el dividendo, desde Link Securities prevén que una menor generación de caja obligue a modificar la retribución al accionista.

Archivado en:

Outbrain