X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Colonial triunfa en la opa sobre Axiare y construye un gigante inmobiliario

La inmobiliaria catalana pasa a controlar el 87% de su rival El 81% de los inversores a los que iba dirigida la oferta aceptan los 18,36 euros en efectivo

Juan José Brugera, presidente de Colonial.

Colonial ha conseguido hacerse con la rival Axiare en un camino sin sorpresas desde que lanzó la opa el 13 de noviembre. La inmobiliaria catalana, cotizada en el Ibex 35, comunicó este viernes que ya controla el 87% de Axiare, tras el que surgirá un grupo con casi 10.000 millones de euros en propiedades. A su 29% que ya controlaba de la compañía, suma otro 58% del capital comprado en la oferta.

Un 81% de los accionistas de Axiare a los que iba dirigida la oferta han aceptado los 18,36 euros en efectivo por acción ofrecidos por Colonial. A partir de ahora, se abre un proceso de integración entre las dos compañías, que previsiblemente acabará con un absorciónpara concluir en una sola empresa, tal como explicitó la compañía en el folleto de la opa aprobado por la CNMV.

Colonial pasa a convertirse en el segundo grupo por tamaño de activos en España, –tras Merlin Properties, que supera los 10.000 millones– y en uno de los 15 mayores de Europa. Con esta compra, suma alrededor de 30 inmuebles con valor superior a los 1.700 millones.

Tras la operación, la inmobiliaria presidida por Juan José Brugera y que tiene a Pere Viñolas como consejero delegado, gana peso en Madrid y Barcelona. La exposición de la cartera a España, que actualmente supone el 31% del valor de los activos de Colonial, pasará a representar el 42%. Ese portfolio de la entidad combinada contará con un 58% del valor localizado en París (donde Colonial opera a través de su filial SFL) mientras que la cartera de oficinas en Madrid y la cartera de activos en Barcelona representarán un 27% y un 10% respectivamente.

La inmobiliaria también ha conseguido triunfar en la opa a pesar de no mejorar la oferta tras la presión de los inversores, que llevaron el precio de Axiare a un máximo de 18,86 euros en enero.

Pero la propia Axiare bendijo la transacción al emitir un informe en el que calificaba como justa la oferta. Incluso su presidente, Luis López de Herrera-Oria, reconoció que vendería sus acciones, algo que la compañía también haría con la autocartera.

Para sufragar la operación, la inmobiliaria catalana –que trasladó su sede legal a Madrid por la incertidumbre creada ante el proceso independentista en Cataluña–, lanzó una emisión de bonos por 800 millones además de suscribir una ampliación de capital por otros 416 millones.

La empresa avanzó en el momento de lanzar la opa que, además, pondría a la venta los activos no estratégicos provenientes de Axiare, previsiblemente la cartera logística, un negocio en el que Colonial no ha entrado.

Esta operación se convierte en la primera de gran calado de concentración en el muy joven sector de las socimis. Estas sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario surgen a partir del desarrollo normativo de 2013, que otrogaba un régimen fiscal propio a estas entidades dedicadas al alquiler del patrimonio.

Cuando se consume la integración de Axiare en el grupo Colonial, esta socimi apenas habrá cumplido los cuatro años de vida.

En el núcleo duro del accionariado de Colonial se encuentran el mexicano Carlos Fernández González (18,3% del capital), Qatar Investment Authority (10,6%), el grupo colombiano Santo Domingo (7,3%) y la familia perfumera Puig(5,1%).

Un nuevo gigante de oficinas en Europa

"El objetivo planteado con esta operación se ha cumplido con éxito, y refuerza la estrategia de crecimiento de Colonial para los próximos años ofreciendo un atractivo recorrido en valor para los accionistas sobre la base de la combinación de ambas compañías”, apuntó Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial.

La compañía se convierte en uno de los líders del segmento continental del patrimonio de oficinas, según un comunicado, y contará con un portfolio de 1,7 millones de metros cuadrados de superficie en explotación, a la que se le suman 330.000 m2 en desarrollo.

Tras la integración sumará 350 millones de euros en ingresos por alquileres.

Archivado en:

Outbrain