X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los ingresos por cotizaciones crecen más que el gasto en pensiones por primera vez desde 2008

Leve reducción del déficit de la Seguridad Social sobre el registro de 2016 Báñez dice que los pensionistas han ganado un 0,03% de poder adquisitivo desde 2007

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su comparecencia hoy en la Comisión del Pacto de Toledo. EFE

Los números rojos del sistema de pensiones volvieron a batir un récord el pasado año al sumar 18.800 millones de euros al cierre del ejercicio 2017, tal y como avanzó Cinco Días el pasado 10 de enero. Esto supone el 1,61% del PIB, lo que supone seis centésimas menos que el déficit que registró el sistema en 2016, cuando representó el 1,67% del PIB (18.537 millones de euros).

Así lo ha anunciado hoy la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados, donde ha precisado que, según estos datos, el pasado año se produjo un punto de inflexión en la senda del déficit, ya que aunque fue creciente, aumentó por primera vez menos que en 2016.

Es más, si se contabilizan los saldos positivos del Servicio Público de Empleo (SEPE) y del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) -que junto al sistema de pensiones conforman toda la Seguridad Social- el agujero disminuye hasta los 16.800 millones de euros, el 1,43% del PIB frente al 1,62% del 2016 (17.757 millones de euros). No obstante las cifras definitivas de estos déficit no llegarán hasta marzo, cuando se confirme, entre otras cosas, la cuantía oficial del PIB de 2017.

Esta inflexión en la senda creciente del déficit se ha producido, según la ministra, por la recaudación récord registrada el pasado año por la Seguridad Social, cuando los ingresos por cotizaciones crecieron un 5,36% hasta 109.166 millones de euros, mientras que el gasto en pensiones aumentó un 3,15%. “Esta buena evolución de los ingresos nos permite dar una gran noticia: hemos logrado revertir la tendencia del deterioro del déficit de la Seguridad Social. Hemos iniciado la vuelta a equilibrio del sistema”, ha dicho una satisfecha Báñez.

Este record recaudatorio ha sido posible, pese a haber un millón menos de afiliados que a finales de 2007, por distintas causas. La ministra apuntó algunas de ellas como la ampliación de las bases de cotización; el incremento de las bases máximas; la mejora del sistema recaudatorio; la lucha contra el fraude o, la que destacó con más ahínco: la mejora de la calidad del empleo.

Según sus datos, la prueba de que dicha calidad no es mala, tal y como argumentan la oposición y los sindicatos, es que los ingresos del Régimen General -al que pertenecen más de 8 de cada diez cotizantes- crecieron el año pasado un 6,2% frente a un avance del empleo asalariado del 4,2%. “Esa diferencia de dos puntos se explica por el aumento de la base media de cotización de los trabajadores, porque ha mejorado la calidad del empleo”.

Poder adquisitivo del os pensionistas

Para Báñez, a esta situación se ha llegado “pagando más y mejores que nunca y manteniendo el poder adquisitivo de los pensionistas”. Precisamente, en este punto, ha defendido que no ha habido deterioro del poder de compra de los más de 8,5 millones de beneficiarios de pensiones durante la crisis.

Según sus cálculos, para los que utiliza la evolución acumulada de la inflación, los pensionistas han ganado un 0,03% de poder adquisitivo entre 2007 y 2017. Si bien ha precisado que desde el inicio de la aplicación del índice de revalorización -que limita el aumento de las pensiones al 0,25% mientras el sistema esté en número rojos- en 2014 hasta finales de 2017, el colectivo de pensionistas ha perdido una décima de poder adquisitivo.

Báñez también ha anunciado hoy que las empresas de más de 10 trabajadores recibirán este año el informe de su vida laboral; esto es, lo que pagan en cotizaciones por sus trabajadores. El Ministerio de Empleo prevé enviar este informe a 900.000 empresas inscritas en la Seguridad Social, entre las que también habrá alguna de menos de diez trabajadores.

Asimismo ha avanzado que los pensionistas recibirán este año un SMS en sus teléfonos móviles informándoles del momento exacto en el que se les hace ingreso de su pensión cada mes.

Factor de sostenibilidad

Finalmente, Báñez dejó para el final de su comparecencia dos de los reproches más repetidos por los portavoces de los grupos parlamentarios que han intervenido en la Comisión de hoy. Se trata, en primer lugar, de la propuesta que hizo recientemente durante una entrevista televisiva consistente en la posibilidad de permitir a los trabajadores con largas carreras de cotización que sean despedidos en sus últimos años de carrera laboral que calculen su pensión con todos los años cotizados. Y, en segundo lugar, se refirió a cuál será el efecto sobre las pensiones de la aplicación del factor de sostenibilidad que entrará en vigor el próximo año.

Respecto al cómputo de toda la vida laboral para calcular la pensión, se justificó diciendo que es una propuesta del grupo parlamentario popular que, no obstante, deberá discutirse en el seno del Pacto de Toledo y en la mesa del diálogo social.

Mientras que insistió en que la aplicación del futuro factor de sostenibilidad no supondrá un recorte de la pensión inicial, sino que “modulará su crecimiento”. No obstante, acto seguido, admitió tácitamente dicho recorte al precisar que, tan pronto los técnicos del Ministerio de Empleo sepan cuánto supondrá este impacto -una vez conocidas las tablas de mortalidad oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2017- se lo trasladará a los grupos parlamentarios.

Archivado en:

Y además:

Outbrain