X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las dos Españas del mercado laboral

Las tasas de paro, ocupación o temporalidad son mejores en el norte que en el sur Casi la mitad de los adultos en Asturias es inactivo; uno de cada tres en Madrid

Trabajadores de una empresa de matricería en el País Vasco.

La tasa de paro cayó dos puntos el pasado año hasta el 16,55%. El problema del desempleo –en buena parte estructural– es uno de los mayores de la economía española, si no el mayor. Distintas disfuncionalidades del mercado laboral español están detrás de que España, con un crecimiento de su economía del 3% lidere el paro en Europa. Una de estas disfuncionalidades consiste en las fuertes diferencias regionales del mercado de trabajo.

Así lo pone de manifiesto el último análisis regional de la última Encuesta de Población Activa (EPA) hecho por el Observatorio Laboral de Fedea. Una primera disección de estos datos arroja dos España claramente diferenciadas mediante el eje norte-sur.

La primera y más evidente es la línea divisoria es la que genera la tasa de paro. Las comunidades del sur: Extremadura, con un 25,1% de paro;Andalucía (24,4%); y Canarias (22%) contrastan con las del centro -salvo Castilla La Mancha (19,7%) – y norte de España donde las tasas de desempleo de todas las comunidades claramente por debajo de la media nacional. Navarra, siete puntos por debajo de dicha media, es la región con menos paro (9,6%). En el caso de los hombres en esta comunidad se acercan incluso al pleno empleo, con un paro del 7,8%.

Otro claro eje norte-sur es el que se produce con la temporalidad. Nuevamente el sur sale peor parado, con tasas de trabajadores eventuales de entre el 29,1% de Castilla La Mancha al 38% de Extremadura. En medio, Andalucía (35,6%), Murcia (35,3%), Canarias (31,2%), Baleares (30,9%).

Sin embargo, en la mitad norte de España todas las comunidades tienen menos temporalidad que la media nacional (26,7%);especialmente Madrid (18,1%) y Cataluña (21,6%).

Pero no todas las diferencias se producen entre norte y sur. Si se estudia dónde hay más porcentaje de población trabajando, las divergencias se dan entre las regiones del noreste (Baleares, Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja y el País Vasco) junto con Madrid, en contraste con el resto de España. En el noroeste y en la capital las tasas de ocupación son superiores al 50% (lideradas por Madrid, con el 54%), mientras las regiones del suroeste, principalmente Extremadura y Andalucía, junto a Asturias, presentan tasas inferiores al 44%.

Otro eje muy marcado es el que se produce al analizar cuanta población es inactiva, esto es, ni trabaja ni quiere trabajar. En este colectivo están los pensionistas y quienes no están en disposición de trabajar.

En este caso la franja oeste de la península tiene una población mucho más inactiva que la de la zona este. Las comunidades con más población inactiva están lideradas por Asturias, con un 49% de inactivos entre su población adulta. El caso opuesto lo representa Madrid, donde la tasa de inactividad no llega al 37%. “Claramente estas disparidades revelan diferencias regionales sustanciales en aspectos como el envejecimiento, pero también en cuanto a atracción de personas en busca de oportunidades laborales”, explican desde Fedea.

La equiparación entre mujeres y hombres también marca diferencias. Asturias y Madrid se acercan a la paridad por sexo, con un 48% de ocupadas; mientras que en Extremadura o Castilla la Mancha las mujeres presentan el 40% de los ocupados.

Archivado en:

Outbrain