Telefónica se refuerza en Reino Unido con su alianza con TalkTalk en el negocio móvil

O2 alcanza un acuerdo para acceder a los 913.000 usuarios móviles de TalkTalk

La teleco española cuenta con 25,3 millones de líneas celulares en el país

telefonica
Tienda de Telefónica O2.

Movimiento de relevancia de Telefónica en el ámbito comercial en Reino Unido para ampliar su cartera de clientes. Su filial O2 ha cerrado un acuerdo con TalkTalk, uno de los principales grupos británicos de banda ancha fija, para poder acceder a su base de usuarios de telefonía móvil, que en la actualidad ronda los 913.000.

El movimiento se enmarca dentro de la revisión estratégica de TalkTalk, que ha decidido centrar sus actividades en la banda ancha y la televisión de pago, y ceder la gestión de los clientes móviles a un operador especializado. En el mercado había expectación desde hacía varios meses sobre cuál podía ser el elegido. Ahora, su negocio móvil, gestionado hasta ahora bajo el modelo de operador móvil virtual (OMV), va a pasar a estar controlado por la filial de Telefónica.

De esta forma, los usuarios de móvil de TalkTalk, podrán pasar a ser clientes de Telefónica O2 en la medida en que sus contratos concluyan. Estos clientes tendrán la opción de cancelar el contrato e irse a otro operador si lo desean, si bien en el caso de optar por O2 tendrán una vía preferencial para el cambio, incluyendo un código promocional y descuentos, además de seguir contando con los servicios de banda ancha de la propia TalkTalk.

La operadora británica ha destacado también que estos clientes móviles podrán acceder al conjunto de servicios de telefonía 4G que ofrece la filial de Telefónica en Reino Unido.

Los responsables de O2, por su parte, indicaron que la alianza con TalkTalk “complementa nuestros canales directos y nos da la oportunidad de entrar en un segmento de mercado en el que no podríamos acceder de forma efectiva”. Desde Telefónica O2 se indicó que los clientes de TalkTalk que lo deseen podrán firmar un contrato con la compañía y acceder a todos los beneficios y ventajas de los actuales clientes de la propia O2.

Con este movimiento, Telefónica viene a reforzar la posición de su filial británica. La operadora, que vio como la Comisión Europea bloqueaba la venta de O2 a Hutchison en la primavera de 2016, tiene entre sus planes para reducir deuda la posible colocación en Bolsa de parte del capital de esta división. La operación dependerá de la evolución de los mercados y de la propia economía británica. En el sector no se descarta que Telefónica también pueda vender parte del capital de O2 a algún grupo inversor, en una operación similar a la realizada con Telxius y KKR.

La incorporación de los usuarios de Talk Talk permitirá a Telefónica O2 ampliar su base de clientes. Al cierre del tercer trimestre, la compañía contaba con 25,3 millones de accesos móviles, tras ganar 93.000 entre enero y septiembre. La base de clientes de 4G aumentó en ese periodo un 9% hasta alcanzar los 12,6 millones.

Los ingresos de Telefónica O2 se incrementaron en el tercer trimestre un 1,1% en términos orgánicos hasta 1.602 millones de euros. En los nueve primeros meses subieron un 1,9% hasta 4.810 millones (en términos orgánicos bajaron un 6,4% por el impacto de la depreciación de la libra frente al euro). Reino Unido aporta en la actualidad cerca del 13% de los ingresos del grupo.

Avances en la subasta de espectro

El regulador británico Ofcom sigue con sus planes sobre la gran subasta de espectro móvil para 4G y 5G. Este miércoles publicó las líneas básicas de la licitación, junto a los procedimientos y otros aspectos ligados a la subasta, como las fianzas que deben aportar las empresas participantes.

La subasta, que enfrentará a las grandes telecos británicas, tiene una gran relevancia para Telefónica O2, que quiere ampliar su cartera de frecuencias ante el crecimiento del tráfico de datos en las redes. La licitación, que se tenía que haber realizado en el segundo semestre de 2017, se ha visto frenado por los recursos judiciales de BT y Hutchison, hasta ahora rechazados por los tribunales. Solo queda pendiente la última apelación de Hutchison.

Normas