X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Perseo, la apuesta de Iberdrola en Silicon Valley

La energética ha invertido 50 millones en startups Entre sus diseños figuran robots en paneles fotovoltáicos y mejora de baterías

Diego Díaz Pilas, responsable de capital riesgo de Iberdrola, en la calle Market de San Francisco.

Aunque para muchos es una moda, en Iberdrola llevan 10 años interactuando con el corazón de la tecnología a través de Perseo, su vehículo de inversión. Diego Díaz Pilas (Coruña, 1980) es el responsable de este programa de inversión en startups cuya finalidad es canalizar la innovación a Iberdrola.

“Se trata de tener conocimiento más profundo de las nuevas tecnologías, tendencias. La rentabilidad forma parte de la ecuación, por supuesto, pero no es solo eso. Creemos en un modelo de innovación abierto,”, explica durante el CleanTech Forum en San Francisco, un encuentro que reúne a los grandes actores de las energías limpias. Además de pequeñas y grandes empresas, Canadá, Israel y Japón cuentan con espacios propios para atraer inversión o aplicar tecnologías.

Díaz, ingeniero de telecomunicaciones, se especializó en capital riesgo en la Universidad de Berkeley. Antes de fichar por la energética estuvo en lo que hoy es Telefónica Digital, el entonces equipo de Carlos Domingo. En 2008, en plena crisis, dieron sus primeros pasos en Silicon Valley. Desde entonces han invertido 50 millones de dólares en 13 startups. “Entre 2008 y 2011 hubo un freno claro. En 2012 todo se reactiva y tenemos una presencia más activa hasta ahora que tenemos una presencia muy significativa en cuatro startups”, explica.

Las inversiones de Perseo son varias: Qbotix, una empresa de robótica para paneles fotovoltáicos que fue adquirida por SolarCity, hoy parte de Tesla. Sunfunder, que electrifica comunidades rurales en países en vías de desarrollo. “Más de 1.000 millones de personas están fuera del acceso a la energía eléctrica. Es tanto una oportunidad de negocio como de desarrollo”, enfatiza.

En STEM entraron en Noviembre de 2013. Es una de las joyas del sector. En 2015, cuando levantaron una nueva ronda de inversión, contaron con un inversor estrella, Peter Thiel a través de Mithril Capital. Son gran valor es la creación de una mejor distribución de la red y las baterías usando inteligencia artificial.

La última en sumarse al portfolio es Innowatts, en 2017. Con oficinas en San Francisco, Houston e India donde cuentan con la mayor base de usuarios. Cuentan con una gran red de contadores inteligentes, más de 15 millones, en su mayoría en India. Siddhartha Sachdeva (Delhi, 1975), fundador y CEO de la startup, apuesta por los sistemas eficientes como plan de futuro: “Esto ofrece una mejor gestión al consumidor. Perseo han sido los primeros en dar un fuerte impulso real a lo que hacemos”. El gran conocimiento de big data de su firma le permite saber que en Estados Unidos hay un pico de consumo a última hora de la tarde, mientras que en España son dos lomas, debido a la costumbre de cenar más tarde.

Esta tecnología ya se aplica en algunos clientes de Iberdrola: “Así conseguimos que la factura se puede adaptar a las necesidades de cada clientes. Tanto si tiene coche eléctrico como termostato inteligente. Con esta nueva información sabemos adaptarnos mejor”, indica

La capital tecnológica no es como muchos imaginan. Díaz tiene su propia visión: “Primero tienes que demostrar quién eres, enseñar qué valor aportas. No es tanto el dinero que poner, sino qué sumas al conjunto”. 

Tiene claro que su labor no termina invirtiendo y participando en los consejos de las compañías participadas: “Hace falta saber canalizar esa innovación dentro de nuestra compañía para que tenga impacto”.

La meta de Díaz es seguir identificando tecnologías clave para Iberdrola, cuanto más temprano, mejor. También contempla la posibilidad de crear una incubadora propia: “Tenemos que estudiarlo y decidir, pensar bien la fórmula, pero no podemos dejar pasar el cambio positivo que ya se nota en España. Todavía falta para tener un ecosistema como este, pero estamos en el camino”.

El ecosistema crece un 20% en España
Por su parte, España sigue registrando avances en el mundo emprendedor, aunque aún a mucha distancia de lo que ocurre en Estados Unidos. No obstante, el ecosistema de startups en España ha crecido más de un 20% en el último año y suma la cifra récord de 3.258 empresas emergentes, radicadas en su mayoría en Barcelona (34%), y Madrid (31,5%). Son datos ofrecidos en el último encuentro internacional de emprendedores 4YFN en Barcelona, informa Efe. Europa contaba a final de 2017 con 78 ‘hubs’ tecnológicos, una treintena más que el año anterior. Las empresas emergentes españolas captaron en 2017 un total de 780 millones de euros, un 45% más que en 2016.

Archivado en:

Y además:

Outbrain