X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Así se prepara una jubilación de nivel

Fondos o‘unit linked’ complementan el ahorro en planes de pensiones Asesores financieros y fiscales participan en las decisiones

Los años también pasan para las personas adineradas y, si al común de los ciudadanos nos preocupa con qué bienestar económico pasaremos nuestro retiro, las grandes fortunas tampoco quieren renunciar a su nivel de vida. ¿Cómo se planifica la jubilación en estos casos?

Normalmente no lo hacen solos y suelen contar con expertos que les asesoran y acompañan en las decisiones. No obstante, “entre los clientes de banca privada, como en otros ámbitos, los hay que tienen bien planificada su jubilación, hay clientes que la tienen poco planificada y hay clientes que, precisamente por su idiosincrasia, ni siquiera se la han planteado”, admite Joaquín Maldonado, responsable de banca privada de Banco Mediolanum.

Y “lo que acostumbra a suceder es que quien no la tiene planificada tiene una estrategia en la que mezclan de forma desordenada, por no decir errónea, ahorros personales, patrimonio empresarial y bienes inmobiliarios”, añade.

Dadas sus conocidas ventajas fiscales, los planes de pensiones son la primera opción de ahorro, pero cuando se supera el importe máximo “lo coherente es diversificar con más productos de inversión/ahorro, con tal de optimizar la planificación de la jubilación. En esta cartera de productos juegan un papel predominante los fondos de inversión, con sus propias ventajas fiscales, y después toda la variedad de inversiones directas en valores de renta fija y Bolsa, así como uno de los activos preferidos en España que son los inmuebles”, asegura Alfonso Castro Acedo, director de Arquia Gestión.

Junto a los fondos y los unit linked, “dependiendo del nivel de patrimonio y del perfil de riesgo del inversor, hay otras opciones, como la inversión en capital riesgo, que también hay que tener en cuenta, ya que nos permite mantener exposición a economía real de forma diversificada, de la mano de gestores expertos”, recomienda Carmelo Lázaro, director de grandes patrimonios de Tressis.

Además, observa que el aumento del interés de los clientes por sus inversiones está ampliando su variedad y sofisticación y “provocando que haya nuevas tendencias, como la inversión socialmente responsable, que se están posicionando como una alternativa clara a la inversión tradicional”.

En lo que no se ponen de acuerdo los expertos consultados es en el nivel de riesgo que caracteriza a estos clientes. “Si tenemos en cuenta que la mayor parte de los clientes de banca privada ya disponen de un capital de partida, el objetivo es su preservación, lo que hace que en general tengan un sesgo más prudente”, dice el responsable de Mediolanum. El director de Arquia Gestión, por el contrario, cree que dado el asesoramiento que reciben, “es más sencillo el que su perfil pueda aceptar mayores riesgos con un objetivo a largo o muy largo plazo como puede ser la jubilación”.

Belén Alarcón, directora de planificación patrimonial de Abante, cree que el ahorrador, en general, es conservador, ya que “tenemos muy presentes las creencias y valores inculcados por la generación anterior de que con el ahorro del futuro no se puede arriesgar, que a ellos les funcionó”, dado que la renta fija aportaba rentabilidades del 8%, cosa que ya no ocurre.

Es por eso que anima a cualquier persona a hacer “un ejercicio de planificación financiera antes de invertir, lo que ayuda a tomar mejores decisiones de inversión, porque nos enseña que el riesgo no es tener fluctuaciones en el valor de la cartera cuando no necesitamos el dinero, sino que el riesgo es quedarnos sin dinero a los 75 años por haber sido conservadores, cuando habiendo buscado una rentabilidad adecuada podríamos haber mantenido el nivel de vida hasta los 100 años”. Sin duda, es para pensárselo.

Archivado en:

Outbrain