esim

Así transformará la eSIM nuestros móviles hasta acabar con el roaming mundial

Los próximos cinco años serán clave en la implantación de esta tecnología

La tarjeta SIM física que llevamos en nuestros móviles y que nos envía la operadora cada vez que nos damos de alta, tiene los días contados. Y todo por un nuevo estándar que quema sus últimas etapas de desarrollo, como es el de la eSIM, una tarjeta SIM virtual que no estará físicamente insertada en el teléfono, y que podría cambiar por completo nuestra percepción de la telefonía móvil en los próximos cinco años, hasta el punto de acabar definitivamente con el temido roaming en todo el mundo.

¿En qué nos beneficiará la eSIM?

Sin duda desde el punto de vista del diseño del terminal, los fabricantes podrán contar con más espacio dentro del teléfono, al eliminarse el módulo de la tarjeta. Aunque siendo realistas, el espacio no será demasiado, aunque sí permitiría adelgazar levemente el perfil de los móviles más delgados. Pero más allá de este cambio estético, la gran revolución de la eSIM la notaremos en toda la burocracia alrededor de las operadoras de telefonía. Al tratarse de un formato virtual, ya no existirá una tarjeta física que tendremos que esperar a que nos llegue a casa.

eSIM
Las tarjetas SIM tienen sus días contados

Con la eSIM los cambios de operadora podrían ser prácticamente instantáneos, ya que no necesitaríamos recibirla de forma física, y el cambio de operador se realizaría de forma electrónica, lo que agilizaría mucho los procesos de migración a una nueva operadora. Otro de los beneficios directos sería la utilización de la eSIM en otros países, ya que no tendríamos que estar cambiando de tarjeta al cambiar de operador, agilizando una vez más el proceso. Se espera que en 2022 haya en el mercado 1.500 de móviles que utilicen esta nueva eSIM, algo que podría traer cambios muy interesantes y beneficiosos para todos.

¿El fin del roaming?

Precisamente esta facilidad para cambiar de operador en otros países podría traernos importantes novedades en el funcionamiento del roaming en todo el mundo. Un estudio de Rocco y Uros acerca de la eSIM vaticina que en los próximo tres o cinco años veremos el fin del roaming a nivel mundial. Desde la perspectiva del operador, la llegada de la eSIM podría facilitar el fin del roaming en todo el mundo.

Favoreciendo el uso por parte de los viajeros de apps universales como Google Maps en cualquier lugar del mundo sin importar la tarjeta SIM física, pudiendo navegar como lo hacemos normalmente en nuestro país. Es una tecnología necesaria además, porque hay países como Macao donde son necesarias tres tarjetas SIM distintas para comunicarse con China y Taiwan. El primer móvil que cuenta con eSIM es el Google Pixel 2, que convive también con la tarjeta SIM. La tecnología ya está lista, ahora sólo queda la fase más difícil de todas, implantar esta eSIM en operadoras de todo el mundo, aunque el 70% no saben cuándo lo harán.

Normas