Christian Mueller-Glissmann (Goldman Sachs): “La política aún es un factor negativo para invertir en Bolsa española”

Defiende que no hay señales que apunten a un ciclo bajista y desaconseja anticiparlo

Destaca que el buen momento macro avala seguir sobreponderado en renta variable

Christian Mueller-Glissmann, estratega multiactivos de Goldman Sachs
Christian Mueller-Glissmann, estratega multiactivos de Goldman Sachs

Su discurso es claramente optimista. Christian Mueller-Glissman, estratega multiactivos de Goldman Sachs, no pierde de vista que el mercado ha alcanzado unos niveles de vértigo, con los precios de acciones y bonos en máximos tras un largo ciclo alcista. Pero insiste en que aún es pronto para bajarse de la ola y en que queda todavía rentabilidad antes de que llegue un mercado bajista. Rechaza el mensaje agorero de quienes apuntan la proximidad del final del ciclo y recomienda sobreponderar Bolsa. Su visión también es positiva para la renta variable española, aunque reconoce que el riesgo político sigue pesando demasiado.

¿Qué motivos hay para esperar que la Bolsa siga subiendo desde los niveles actuales?

Los inversores siempre tienen en el fondo de su mente que el mercado alcista va a terminar, pero ahora estamos en la situación de que el nivel de crecimiento global y el grado de sincronización de ese crecimiento global es probablemente el mejor de todo el ciclo. Nuestra previsión de crecimiento de beneficios este año es del 10%. Hay que tener en cuenta también el pago de dividendos, lo que puede dejar rentabilidades de dos dígitos. No tengo aún una buena razón para reducir el riesgo: sobreponderamos Bolsa, infraponderamos bonos y estamos neutrales en crédito. Sobreponderamos también las materias primas, por el momento del ciclo.

¿Y qué hay de los riesgos? ¿No está el mercado demasiado caro?

Está justificado estar preocupado por que pueda haber una corrección. Ahora el problema es que todo está caro. Nunca en la historia acciones, bonos y crédito habían estado tan caros al mismo tiempo. Hay cierta reticencia a estar alcista, pero no es buena opción ponerse bajista, o esperar un mercado bajista solo porque todo el mundo está alcista. Echando la vista atrás, normalmente una buena idea es estar alcista cuando todo el mundo es bajista. Pero no lo es ser bajista cuando todo el mundo está alcista. Los inversores pueden estar alcistas durante más tiempo de lo que pueden soportar estar bajistas. La especulación sobre el mercado bajista es peligrosa porque puedes quedarte fuera de mercado en un buen momento. Y en el momento actual la macro es muy buena, a pesar de que estemos en la fase final del ciclo.

Pero ¿qué podría pasar si se acelera la inflación y con ello el alza de tipos? ¿O si los bancos centrales cometen algún error de comunicación?

La visión que tenemos de la inflación no es de inquietud. EE UU es la única región donde esperamos alza de la inflación, coherente con la fase final del ciclo. En la zona euro seguirá muy anclada y también en los países emergentes. No creo que la inflación sea tan importante para los bonos como un problema de comunicación por parte de los bancos centrales, ya que hay mucha incertidumbre y ansiedad entre los inversores. Un repunte de los bonos y de la volatilidad por los bancos centrales tendría su impacto también en Bolsa, seguro. Aun así, los bancos centrales no quieren un shock y gestionarán la retirada de estímulos con mucho cuidado. El mercado es muy sensible.

¿Cuándo prevén que se inicie el ciclo bajista del mercado?

La mejoría económica y la falta de volatilidad en la inflación hace que los ciclos sean mayores, algo que mucha gente subestima. Los mercados alcistas duran más, no hay que obsesionarse con su duración. No sé cuándo vendrá la próxima crisis. Creo que será una combinación de la normalización de las políticas de los bancos centrales, que hará al sistema más vulnerable, y de un shock de deuda. Pero no hay evidencias ahora.

¿Cuál es su visión de la Bolsa española? ¿Cree que es más atractiva que otras europeas?

Sí. La Bolsa española puede ser una oportunidad. Preferimos España a Italia, el Ibex frente al FTSE y Mib. El Ibex ha estado penalizado. A menudo se pone a España e Italia en el mismo saco en cuanto al riesgo, el Ibex se ha quedado detrás de la Bolsa italiana entre un 10%-12% en términos relativos. Probablemente ese descuento se va a revertir cuando remita la incertidumbre política en España. Aun así, estamos un poco incómodos con el riesgo político en España, todavía es un factor negativo. El riesgo político está alejando a muchos inversores de EE UU de Europa e impide a muchos tener una foto global.

¿Cuál es su visión de la banca?

Tenemos la banca en sobreponderar como sector. Hay expectativa de subida de tipos y alza de rentabilidad de la deuda. Y ya hemos visto lo peor de las exigencias regulatorias, los bancos tienen menos riesgos y están relativamente baratos.

Normas