X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Irisbond consigue que la mirada ‘hable’ con los dispositivos tecnológicos

La firma acaba de presentar en el CES 2018 su proyecto de control ocular de móviles Su segunda ampliación de capital garantiza su expansión

Muchos de los usuarios de la aplicación son personas con problemas cerebrales.

Un centro de investigación aplicada, Vicomtech-IK4, tiene ideas, pero hay que desarrollarlas y ponerlas en el mercado; es así como nace bajo sus auspicios Irisbond en 2013, una empresa que cuatro años después habla de tú a tú a multinacionales tecnológicas. Esta compañía, radicada en San Sebastián, se dedica a la tecnología de seguimiento ocular (eyetracking), por la cual se controla un ordenador con el movimiento de los ojos. En España han sido pioneros y “en el mundo solo tenemos cuatro o cinco competidores que hagan lo mismo”, explica su cofundador y CEO Eduardo Jáuregui.

La aplicación que ofrece Irisbond se dirige principalmente a personas “no autónomas” o con alguna discapacidad. Estas “miradas que hablan” son las más adecuadas para personas que padecen ELA, tetraplejia, parálisis cerebral, distrofias musculares, ictus o síndrome de Rett. En la actualidad, más de 800 usuarios trabajan ya con el seguimiento ocular de Irisbond. La implantación es progresiva porque, además, el sistema es sencillo: con una calibración previa, el ratón empieza a desplazarse donde mira el usuario.

Un paso más

Sin embargo, esta manera de comunicación lleva una carrera meteórica. Eduardo Jáuregui señala que “estamos avanzando para poder comunicarnos con cualquier dispositivo solo con la mirada, las posibilidades son innumerables”. El consejero delegado de Irisbond acaba de regresar de Las Vegas, donde en el CES 2018, la feria de electrónica de consumo por excelencia, ha presentado estos avances que permitirán dirigir con los ojos dispositivos móviles.

Una de esas posibilidades es realizar neuromarketing, mediante el cual un software analiza hacia dónde dirige o fija su mirada un usuario y que puede ser un instrumento primordial para sectores como el publicitario. Este segundo paso, el del control ocular de dispositivos móviles, solo lo desarrolla Irisbond a nivel mundial, y Jáuregui vuelve muy satisfecho de la ciudad norteamericana. “Multinacionales como Google se han interesado por nuestra tecnología”, declara.

La consecución de este segundo desarrollo hará posible conquistar los dos retos que se ha propuesto la compañía vasca: expansión internacional y contratar talento de primer nivel. Irisbond cuenta con una plantilla de nueve personas, aunque tiene colaboradores en España y oficinas en Argentina, Chile y Colombia. Igualmente, colabora con centros de tecnología de referencia, entre ellos el CSIC.

El crecimiento de la empresa está asegurado con el cierre de su segunda ampliación de capital (la primera se realizó en 2014 por un importe de 300.000 euros), por la que Irisbond ha logrado una ronda de inversiones de 1,23 millones de euros. Este año la compañía española pretende ampliar su extensa red de distribuidores, que ya alcanza al continente americano (Argentina, Chile, Perú y Estados Unidos), varios países europeos además de España (Francia, Irlanda, Grecia y Finlandia) y otros como India o Sudáfrica.

Archivado en:

Outbrain