ibex 35 Ampliar foto

El euro recupera máximos de 2014 con la ayuda de Alemania y el BCE; ¿cómo afecta a la Bolsa?

El selectivo español sube un 0,26% y en la semana avanza un 0,49%

El petróleo retrocede desde los máximos de 2014

El euro continúa imparable y supera una nueva barrera: los 1,21 dólares, niveles que no registraba desde diciembre de 2014. A la resaca de la publicación de las actas del BCE se sumó el viernes el principio de acuerdo en Alemania para la formación de Gobierno. Tres meses y medio después de los comicios germanos, el partido conservador de Angela Merkel y los socialdemócratas de Martin Schulz llegaron a un acuerdo para acabar con el impasse de la locomotora de Europa. Una coalición que es vista por los expertos como un pacto mucho más estable que el tripartito conocido como coalición Jamaica con la que se especulaba a finales de 2017.

IBEX 35 10.474,60 -0,44%
EUR x USD 1,2184 0,000%

Las noticias que llegan desde Berlín fueron suficientes para que el viernes la moneda europea se anotara un 1% y marcara máximos de diciembre de 2014. Los expertos creen que la apreciación del euro puede convertirse en una de las amenazas para las Bolsas europeas.

De momento, las subidas que experimenta en el año están frenando los ascensos de renta variable europea, especialmente en los índices más exportadores.El Dax alemán es un fiel reflejo de esta tendencia, que el viernes experimentó un punto de inflexión. Después de dos jornadas consecutivas a la baja, en la última sesión de la semana concluyó al alza (0,32%) gracias al fin de la parálisis política en el país.

Mejor suerte es la que están viviendo en el año las Bolsas de la periferia con el Ibex 35 y el Mib italiano como principales exponentes.Las subidas de las rentabilidades en el mercado secundario de de deuda empiezan a poner en precio un alza de los tipos de interés más rápida de lo esperada y esto sirve de gasolina al sector bancario que ve cómo la mejora de los ingresos está cada vez más próxima. Las subidas de las rentabilidades en el mercado secundario de deuda se trasladan de manera directa a la cotización de las entidades. Estos ascensos permitieron al selectivo español, una jornada más, salvar el día con un alza del 0,26%.

Los repuntes de las rentabilidades en el mercado secundario de deuda tuvieron como protagonista al bund alemán que cerró en el 0,52%, en zona de máximos de julio de 2017.Algunos empiezan a especular con el fin de 35 años de rendimientos excepcionales en la renta fija. “Y hay buenas razones para pensar que podríamos estar cerca del punto de inflexión”, afirman desde Deutsche AM.Desde la gestor apunta al alza de las expectativas de inflación, algo que el BCE empieza a recoger.

En las actas de la cita del 14 de diciembre, la autoridad monetaria cambió el tono.Aunque el consenso los analistas no espera un aceleración en la retirada de los estímulos, y el exceso de liquidez seguirá dominando el mercado, el banquero italiano empieza a preparar el terreno.En la última reunión del consejo de gobierno, los miembros de la institución coincidieron en señalar que las perspectivas de crecimiento podrían derivar en unas expectativas de inflación más fuertes.

En España hasta el momento no se nota. El viernes se publicó el dato diciembre. Los precios concluyeron el año en el 1,1%. Donde si se aprecia una notable mejoría es en EE UU, que en el mismo periodo la tasa se sitúo en el 2,1%. Y es que la economía americana está varios escalones por delante de la de la eurozona. En los próximos meses los bancos centrales seguirán muy de cerca la evolución de este indicador, que se verá favorecido por el alza de los precios del crudo. El Brent cerró la semana cerca de los 70 dólares.

El ascenso experimentado por el bono alemán permitió a la prima de riesgo española caer de los 100 puntos básicos.

Más relajado se mostró en la recta final de la semana el bono de EE UU a diez años se sitúa en el 2,54%. El desmentido de China sobre las informaciones que apuntaban a la posibilidad de que el gigante asiático paralizase la compra de bonos delTesoro estadounidense sirvió de respiro a los inversores. Especialmente en un contexto marcado por la reforma fiscal de Donald Trump. Los menores ingresos fiscales derivados de la rebaja impositiva llevará a un incremento del déficit que se financiará con mayores emisiones de deuda.

Los inversores seguirán muy de cerca la presentación de los resultados empresariales que el viernes dieron el pistoletazo de salida con JP Morgan y Wells Fargo. El viernes Wall Street registraron ascensos del 0,5%.

Normas
Entra en EL PAÍS