Brasil y Alemania aportan el 55% de la capitalización bursátil de Telefónica

Estas divisiones suben en Bolsa en 2017, frente a la bajada de la matriz

El valor conjunto de la participación en ambas filiales es de 23.650 millones

telefonica
Logotipo de Telefónica.

Telefónica Brasil y Telefónica Alemania se han convertido en divisiones claves en la capitalización bursátil de la operadora española. Así, el valor de mercado conjunto de las participaciones en ambas filiales de Telefónica (tiene un 73,7% del capital de la división brasileña y un 69,2% de la alemana) supera en la actualidad los 23.650 millones de euros, cifra que supone algo más del 55% de la actual capitalización bursátil de la teleco española, que ronda los 42.860 millones de euros.

Es decir, descontando ambas filiales, el valor de mercado del resto de países, entre los que figuran España, Reino Unido y las naciones latinoamericanas, rondaría los 19.210 millones de euros.

Esta situación en el conjunto de la capitalización bursátil de Telefónica contrasta con la aportación de Alemania y Brasil a las cuentas de la operadora. En los nueve primeros meses del año, ambos países supusieron el 37% de los ingresos de Telefónica y el 36% de su beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda). España siguió siendo el principal país para la empresa al aportar más del 24% del volumen de negocio y el 30% del oibda.

Este escenario es consecuencia de la evolución en Bolsa tanto de Telefónica como de las propias filiales durante los últimos tiempos. La operadora se deja en torno a un 2,4% desde principios de año hasta 8,23 euros, lejos del máximo anual de 10,18 euros marcado la pasada primavera. Ya en 2016, los títulos de la teleco se habían dejado en torno a un 13%.

Por el contrario, las acciones de Telefónica Deutschland suben en el año un 5% por un 13% de los ADR de Telefónica Brasil. En marzo pasado, el grupo español alcanzó un acuerdo con KPN para canjear un 1,43% de su capital que tenía en autocartera, por un 6% del capital de Telefónica Deutschland, en poder de la teleco holandesa desde 2014, cuando vendió su filial germana E-Plus a Telefónica.

En cualquier caso, fuentes del mercado apuntan a que el conjunto de las operaciones estarían infravaloradas, y ponen el ejemplo de España, donde Telefónica ha realizado un despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) muy superior al realizado por otros competidores europeos en sus respectivos mercados.

En estas circunstancias, en el mercado se apuesta por una recuperación de los títulos de Telefónica. El consenso de los analistas que sigue a la operadora otorga a las acciones un precio objetivo de 10,18 euros, según las estimaciones de Reuters, lo que implicaría un potencial de revalorización cercano al 22%. Hay firmas como Santander, Berenberg, Alphavalue y Oddo Securities, que dan a las matildes un precio objetivo por encima de los 11 euros.

Ahora bien, los hay más pesimistas. Los analistas de Sanford Bernstein rebajaron recientemente el precio objetivo de los títulos de Telefónica a 6,95 euros, a causa de las presiones competitivas en el mercado español, el mal posicionamiento de sus activos en Reino Unido y Alemania así como los riesgos de los tipos de cambio en Latinoamérica.

En el caso de Telefónica Brasil, el consejo de los analistas otorga un potencial de revalorización para los ADR del 11,6% hasta 16,88 dólares.

Los inversores están pendientes sobre la evolución de la deuda de Telefónica, un factor que ha pesado ampliamente en la evolución bursátil de la compañía en los últimos años. La teleco destacó a final de octubre que, una vez cerrada la venta del 40% del capital de Telxius, su filial de infraestructuras, la deuda se situaría en 45.900 millones de euros. Telefónica, que en 2016 decidió reducir el dividendo, se ha centrado en reducir apalancamiento por la vía orgánica con la generación de caja.

Blackrock y Pallete, en ayuda

En los últimos días, distintos movimientos en la dirección y entre algunos de los accionistas de referencia parecen ir en ayuda de la cotización de Telefónica. Esta semana, José María Álvarez-Pallete, presidente de la operadora comunicó a la CNMV la adquisición de 121.000 acciones, con una inversión de casi un millón de euros. En su discurso en la cumbre de directivos a final de noviembre, el directivo dijo que el precio de la acción en Bolsa no recogía los trabajos en digitalización desarrollados por la empresa en los últimos años ni el futuro de crecimiento.

A su vez, Blackrock, en la actualidad segundo accionista, comunicó que su participación en Telefónica se ha vuelto a situar por encima del 6% del capital. A principios de 2017 llegó a superar el 6,7%, lo que le convertía en ese momento en el primer accionista de la teleco.

Normas