X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El magnífico legado de Yellen da paso a un futuro incierto para la Fed

La jefa de la Fed ha enfilado la política monetaria de EE UU hacia la normalización La reforma fiscal, los aranceles de Trump y la negociación de Nafta podrían afectar a la economía

Janet Yellen, presidenta de la Fed hasta febrero próximo.

El excelente legado de Janet Yellen pronto dará paso a un futuro incierto. Con su quinto y último aumento de los tipos del miércoles, la jefa de la Fed ha enfilado la política monetaria de EEUU hacia la normalización sin asustar a los mercados o afectar al crecimiento. Jerome Powell, su sucesor, puede que no sea tan afortunado.

La gestión tranquila de Yellen ha ayudado a devolver la salud a la economía, aunque la inflación se mantenga obstinadamente por debajo del objetivo del 2% del banco central. La Fed actuó lentamente al principio, con una sola subida de tipos en 2015 y otra en 2016, antes de las tres de este año. Esas medidas no afectaron a los inversores, ni tampoco el inicio en octubre de los esfuerzos por reducir su balance de 4,5 billones de dólares en activos. EEUU está prácticamente en pleno empleo, y el crecimiento del PIB subió a una tasa anualizada del 3,3% en el tercer trimestre.

La economía entrará pronto en un terreno más incierto. Los congresistas republicanos esperan aprobar para final de año su reforma fiscal, que recortará impuestos a las empresas, y temporalmente, a muchas personas. Esa fue una de las razones por las que los miembros del FOMC (Comité de Mercado Abierto) elevaron su previsión de crecimiento para 2018 al 2,5%, desde el 2,1%. Si un crecimiento más rápido calienta la inflación, la Fed podría endurecer su política más enérgicamente. Yellen también ha mostrado su preocupación por si los recortes aumentan la deuda nacional y limitan la capacidad del Gobierno de usar la política fiscal para combatir la próxima desaceleración económica.

Por otro lado, la Administración Trump ha amenazado a China con fuertes aranceles para el acero, el aluminio y la propiedad intelectual. EE UU, Canadá y México esperan concluir su renegociación de Nafta antes de marzo, pero es posible que las conversaciones colapsen. Todo ello podría afectar a la la economía y el empleo.

Estos problemas podrían alterar las tres alzas de tipos previstas por la Fed para el próximo año. Corresponderá a Powell, y a un consejo renovado, guiar el banco central a través de las incertidumbres políticas. En ese entorno, es casi seguro que sus medidas serán menos predecibles.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Archivado en:

Outbrain