X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Facebook dejará de facturar desde Irlanda los ingresos que genera en España y tributará en el país

La empresa decide crear una estructura de ventas local en los países donde cuenta con oficina Los ingresos por publicidad tributarán en los 25 países en los que opera

Sede de Facebook en Londres. REUTERS

Facebook da un vuelco a su estructura fiscal en todo el mundo. La mayor red social del mundo anunció este martes que ha decidido crear una estructura de ventas local en los países donde cuenta con oficina a través de la cual pagará sus impuestos, en vez de que todos sus ingresos por publicidad tributen –como ocurría hasta ahora– en su sede internacional de Dublín, que goza de un impuesto de sociedades más ventajoso. “Nos movemos a un modelo de ventas local”, resumía el titular del comunicado en el que el gigante de internet desvelaba un profundo cambio en la política fiscal de la compañía en el mundo.

“Creemos que una estructura de ventas local proporcionará más transparencia a los gobiernos y legisladores en todo el mundo que han demandado una mayor visibilidad sobre los ingresos asociados a las ventas en sus países”, señaló el director financiero de la red social, Dave Wehner, dejando claro que a partir de ahora abonarán en cada país los impuestos por su actividad local. En España, por el negocio español.

La medida, según precisó la compañía, que ha visto elevada la presión por parte de los gobiernos europeos ante su ingeniería fiscal, estará completada para 2019. Facebook, al igual que otras grandes empresas tecnológicas, ha sido reiteradamente acusada de evasión fiscal a través de la planificación tributaria. Esta le ha permitido reducir al mínimo su pago impositivo en la mayoría de los países donde opera.

Los responsables de Facebook detallaron que, con los cambios anunciados, los ingresos por publicidad tributarán en los 25 países en los que cuenta con una oficina, entre los que está España, Francia, Alemania o Italia. En concreto, el sistema utilizado hasta ahora por la firma, permitió a la red social declarar en su último ejercicio fiscal en España un importe neto de la cifra de negocios de tan solo 7,859 millones de euros, frente a los 7,149 millones declarados en 2015.

La filial española declaró unas pérdidas en 2016 de 486.916 euros, frente a los números rojos de 324.184 euros que había registrado un año antes, pese a generar un negocio millonario. Todo ello era posible porque Facebook Spain actúa en España como una prestadora de servicios de venta y márketing a la matriz, Facebook Irlanda, y no como una comercializadora de publicidad. La multinacional declaró unos impuestos sobre beneficios de 182.775 euros, frente al impuesto de 114.010 euros de 2015.

Según Facebook, esta decisión supone “un gran proceso que requerirá de importantes recursos”, si bien intentará implementar el nuevo sistema de facturación “lo más rápido posible” para garantizar que la transición no suponga un problema en su estructura tributaria. Está previsto que el cambio se inicie en 2018, con el fin de completar todas las oficinas para la primera mitad de 2019.

La compañía de Mark Zuckerberg sigue con este cambio fiscal los pasos dados ya por otras empresas tecnológicas como Amazon, que hasta 2015 también tributaba en Luxemburgo por sus negocios de otros países europeos, como España. La red social precisó en su comunicación que Facebook Irlanda se mantendrá como su sede del negocio internacional, aunque no a efectos fiscales, y que su sede en EE UU seguirá siendo la de Menlo Park (California).

Archivado en:

Y además:

Outbrain