X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Indra prevé un aumento de competencia en medios de pago con la nueva regulación

En 2016 se disparó un 30% el uso de tarjetas para el comercio electrónico La empresa apunta a reticencias en España para las fintech

El rápido crecimiento del comercio electrónico en los últimos años está impulsando el uso de los métodos de pago electrónicos por parte de los usuarios. A ello se sumará un nuevo marco regulatorio el año próximo que, según un informe de Indra, supondrá un proceso de transformación digital que traerá consigo soluciones disruptivas y aumento de la competencia.

La compañía tecnológica presentó ayer el séptimo Informe Indra-Tecnocom de Tendencias en Medios de Pago de 2017. Fernando Abril Martorell, presidente del grupo, aseguró que las herramientas financieras son un 25% de los ingresos de la compañía y que uno de sus principales objetivos tras la integración de Tecnocom es convertir a esta filial en “un líder global” en medios de pago, aprovechando la presencia de Indra en Latinoamérica. “Esta industria tiene un gran atractivo”, subrayó el directivo.

Indra prevé que el crecimiento en este campo se acelere el próximo año, debido a la entrada en vigor de la nueva directiva comunitaria, la PSD2. Este nuevo marco supondrá un aumento de la presión competitiva, con la entrada de nuevos actores y se crearán “modificaciones sustanciales del modo en que pagamos cotidianamente”.

“En 2018 llegarán soluciones muy disruptivas”, auguró Abril Martorell. El informe de la tecnológica española apunta a avances en la identificación biométrica así como en blockchain, como los principales ejes de innovación en el sector. “Queremos ser protagonistas en este proceso”, subrayó el presidente de Indra.

El informe asegura que el ritmo de adaptación de las entidades proveedoras de métodos de pago dependerá de tendencias externas, como el desarrollo de nuevas tecnologías, así como factores internos, tanto de industria como de estrategia institucional.

Uno de los temas clave que señala el informe de las tendencias futuras es el del uso de los datos de los usuarios. El estudio apunta que los clientes no muestran gran disposición a compartir su información financiera, especialmente sin tener claridad respecto a los beneficios obtenidos como contraprestación.

De este modo, los expertos recomiendan a las compañías buscar herramientas que estimulen la cesión de datos, para lo que animan a ofrecer mejores productos y servicios financieros o ventajas comerciales, siempre y cuando sean claras y suficientes para poder justificar dicha cesión.

El informe concluye que el uso de tarjetas de crédito y débito está recuperando los niveles previos a la crisis gracias al alza en el comercio electrónico. Según dicho estudio, se realizaron 365 millones de operaciones de compra online en España en 2016, un 30% más que en 2015, sumando un gasto de 24.000 millones de euros, un 20,8% más. A ello se unió un alza de su uso en el punto de venta del 13,5%, un incremento que duplica el ritmo de mejora de 2015, que fue del 7,5%. Por el contrario, el crecimiento del pago en efectivo fue de apenas un 0,9%.

El informe apunta que el crecimiento económico y de consumo ha afianzado el cambio de tendencia en el número de tarjetas. El parque total alcanzó los 74,5 millones de unidades, 4,6 millones más que un año antes. Cinco millones de tarjetas pasaron de débito a crédito. Las operaciones con tarjetas de débito crecieron un 22,7% y las de crédito un 7%. Estas últimas se usaron de media 80 veces al año.

El informe también advierte que España no muestra una gran disposición a acoger a las empresas fintech. Indra concluye que esto se produce por la relación entre las entidades bancarias y la seguridad de los depósitos bancarios. Por contra, señala que Latinoamérica sí es un mercado más dispuesto a acetar a estas nuevas compañías tanto en relación a los servicios de información como en la eventual oferta de productos y servicios financieros.

Verónica López, una de las autoras del estudio realizado entre Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales, apuntó que pese a los avances, el efectivo sigue siendo el medio de pago preferido. “Todavía no hay tanta demanda como alternativas diferentes de medios de pago existen en la actualidad”, argumentó.

La analista destacó la importancia de avanzar en ciberseguridad para lograr que se genere una mayor confianza entre los usuarios, que permitan que las herramientas disruptivas de métodos de pago se asienten en España. “Será necesario que se colabore a nivel de industria”, recomendó López.

Según el informe de Indra, entre los distintos útiles de seguridad, la doble confirmación con mensajes de texto o SMS fueron los más utilizados, por el 90% de los clientes, seguido por la tarjeta de coordenadas, con un 62,5%.

Archivado en:

Y además:

Outbrain