X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El Gobierno quiere adaptar el nuevo contrato de formación a la FP dual

Estudia los casos en los que esta modalidad se puede usar a turnos o de noche Educación espera aprobar un Real Decreto con una regulación marco antes del verano

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visitiando el centro integrado de Formación Profesional "Profesor Raúl Álvarez" en Madrid.

En la pasada cumbre social de Gotemburgo (Suecia), el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, citó el fomento de la formación profesional dual como uno de sus objetivos de gobierno. Lo dijo justo cuando la norma que regula la FP dual –que es aquella en la que el estudiante trabaja en una empresa aprendiendo su profesión a la vez que asiste al centro educativo– cumple ahora cinco años. Desde 2012 su desarrollo ha sido exponencial hasta lograr 24.000 estudiantes este curso. Si bien son solo alrededor del 4% de todos los jóvenes que optan por la FP.

Esta fórmula educativa que recupera la tradicional figura del aprendiz y que eligen casi la mitad de los jóvenes mayores de 16 años en Alemania, por ejemplo, en España podría decirse que está aún en pañales. ¿A qué se debe? Una de las principales causas, según los expertos consultados, es la falta de una normativa que homogeneíce los 17 modelos distintos de FP dual que existen: uno en cada comunidad autónoma. Y eso es precisamente lo que el Gobierno intenta solucionar ahora.

Desde el Ministerio de Educación han redactado ya un primer borrador de real decreto, con el objeto de fijar una normativa marco para todas las comunidades, y remover algunos obstáculos de los que se quejaban los empresarios para ofrecerse como formadores de la FPdual. En estos momentos, los técnicos gubernamentales están en conversación con los de las comunidades –cuyo consenso es imprescindible– y en Educación esperan aprobarlo antes del próximo verano.

En este borrador, el Gobierno quiere adecuar el actual contrato de formación a la FP dual, de forma que pueda utilizarse si fuese necesario en horario nocturno o en turnos de fines de semana, entre otros, algo que ahora no se permite. “Lo que queremos es que en la norma se acoten muy bien los casos en los que se podrían hacer estas excepciones para usar el contrato formativo para FP dual”. Por ejemplo, si el estudiante está aprendiendo a mantener las vías del metro, deberá trabajar de noche que es cuando se realizan dichas tareas.

No obstante, fuentes de Educación aseguran que dado que el Ministerio de Empleo está en proceso de concentrar todos los contratos en tres modalidades(fijo, temporal con indemnización creciente y de formación), el Real Decreto de FP dual, además de permitir las citadas excepciones, “deberá hacer referencia a cómo quede en el futuro la nueva modalidad formativa, que aunará los actuales contratos de formación y de prácticas”.

En cualquier caso, la intención del Gobierno es que el nuevo modelo de FP dual mantenga las posibilidades de hacer un contrato formativo o una beca, como ocurre actualmente. Esto responde, sobre todo, a la demanda de algunas grandes empresas, que prefieren las becas a los contratos por la dilación que suponen las autorizaciones que, en algunos casos, requieren para poder hacer un contrato laboral.

Si bien, la nueva regulación recogerá que ambas modalidades se retribuyan igualmente, con el suelo del salario mínimo interprofesional, proporcional a las horas de trabajo; y que el horario laboral nunca supere las ocho horas de trabajo.

Pero los sindicatos temen que esta mayor flexibilidad del contrato formativo se traduzca en abusos por parte de las empresas. Ante esto, las centrales CC OO y UGT han conseguido la creación de un grupo de trabajo dentro del Consejo General de la FP, que estudie cómo evitar posibles usos fraudulentos del futuro contrato de formación adaptado a la FP dual.

Otra cuestión que podría estar siendo más problemática en la negociación con las comunidades autónomas es la regulación de la alternancia entre la asistencia al centro escolar y a la empresa. En esta discusión la Comunidad de Madrid defiende su sistema actual en el que la alternancia se produce por años completos. Sin embargo, el Gobierno pretende que el real decreto permita que se pueda elegir entre una alternancia de horas, días, semanas o meses.

El modelo alemán, que es el espejo en el que se miran muchos en el sector de la FP dual, alterna por lo general, tres días de trabajo y dos de escuela a la semana en las pymes; y esa misma alternancia se produce por semanas en las empresas más grandes.

El real decreto creará también la figura del convenio, “que recogerá los derechos y deberes de las partes (empresa, estudiante, centro educativo, etc) y que será lo que regule la relación laboral”. Asimismo, definirá la figura del tutor. El estudiante tendrá un tutor en el centro y otro en la empresa. Para ello, el real decreto fijará el tipo de formación que deben tener estos tutores y se establecerá un periodo legal transitorio para que se formen, según fuentes de la negociación.

El Ejecutivo planea también incluir en esta futura normativa la creación de un programa de seguimiento y evaluación de la FP dual en todas las comunidades.

Archivado en:

Outbrain