X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cofides ultima un fondo de 200 millones para empresas españolas en Oriente Medio

Irá destinado a inversiones productivas en la zona La compañía de financiación va de la mano del fondo soberano de Omán

Salvador Marín, presidente de Cofides.

La Compañía Española de Financiación al Desarrollo (Cofides) busca nuevas vías para ampliar su actividad. La sociedad público-privada, participada en un 46,3% por la banca (BBVA, Santander, Sabadell y el Banco de Desarrollo de Latinoamérica) y en un 53,7% por el Estado, trabaja desde 1998 en apoyar con financiación la inversión de empresas españolas en el exterior. En 2016 se financiaron proyectos por 203 millones de euros y se formalizaron 67 proyectos. Desde que inició su actividad en 1998, Latinoamericana ha sido el principal objetivo de las empresas españolas a la hora de realizar inversiones productivas, como prueba el hecho de que cinco de los diez países en los que más proyectos se han financiado son latinoamericanos. México es el principal destino, con 116 proyectos financiados, seguido por China (62) y Brasil (50). En su historia ha aprobado 847 operaciones, de las que el 40,7% ha tenido como destino Latinoamérica.

Esta compañía ha aprobado un nuevo plan estratégico para los próximos cuatro ejercicios, en el que las directrices pasan por diversificar el riesgo de la sociedad, expandir la actividad en todo el territorio nacional y apoyar a las empresas a llegar a otros destinos en los que España tiene un retraso con respecto a otros países desarrollados. En este último punto es en el que se enmarca el nuevo fondo de 200 millones de euros para financiar implantaciones industriales de empresas españolas en Oriente Medio. España aportará 100 millones de euros, de los que 99 procederán del Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX), gestionado por Cofides, y uno procederá de los recursos propios de la sociedad público-privada, mientras que el fondo soberano de Omán aportará otros 100 millones. “Estamos a punto de sacar el concurso para buscar un gestor que implemente el fondo y esperamos que pueda estar en marcha el año que viene. Omán quiere que las inversiones las realicen empresas españolas, ya que les gusta la trazabilidad de los proyectos y la calidad con la que se ejecutan. Están buscando conocimiento, tecnología y no tanto precios”, subraya Salvador Marín, presidente de Cofides, en una entrevista con Cinco Días.

Los proyectos susceptibles de ser financiados serán de carácter industrial, por lo que los sectores que más posibilidades tienen para optar serán energía, salud, agua o química, entre otros. Marín destaca que otro de los aspectos que primará el fondo será la constitución de uniones temporales de empresas con socios locales. “Es un fondo financiero, que busca unir a empresas que les vaya bien allí y en España”, destaca.

Entre 2012 y 2016, Cofides ha duplicado su actividad y Marín lo achaca al gran número de acuerdos que han suscrito con las asociaciones empresariales o los organismos de promoción exterior ligados a las comunidades autónomas. “Nuestra máxima es adaptarnos a las empresas. Cuando te acercas a lo que necesita el empresario, este te utiliza. En ese período hemos bajado los límites de inversión financiable (de 250.000 a 75.000 euros) y eso ha provocado que hayan entrado muchas pequeñas y medianas empresas”, subraya. En concreto, las pymes ponen cara el 58% de los proyectos aprobados en 2016, aunque el presidente de Cofides remarca que el perfil de la empresa que recurre a financiación ajena es algo diferente. “El perfil es el de una empresa mediana, que suele pedir un ticket de entre 3 y 5 millones de euros, que maneja muy bien su producto o servicio en España, que tiene toda su innovación y conocimiento en España y quiere crecer fuera. Las empresas se han dado cuenta de la necesidad de diversificar el riesgo hacia el exterior a pesar de que ahora les vaya bien en el mercado español”, remarca.

Otro de los ejes del nuevo plan estratégico de Cofides pasa por diversificar las vías de financiación. En la actualidad, sus ingresos proceden casi en exclusiva de los dos fondos que gestionan por cuenta del Estado (Fiex y Fonpyme), que les reportan una cifra cercana a los 1.000 millones de euros. “Nos hemos acreditado para poder gestionar recursos del Fondo Verde para el Clima y vamos a ampliar líneas de negocio con la creación de otros productos para fomentar proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático y contribuir así a la consecución del compromiso de España anunciado en la COP21”.

En cuanto a sectores susceptibles de recibir financiación para inversiones, Marín destaca que los que más participan de la financiación de Cofides coinciden con los más potentes en el sector exterior español. “Hay empresas de energía, industria auxiliar de automoción, industria agroalimentaria o infraestructuras y transportes, entre otras. Los 847 proyectos que han recibido financiación corresponden a 25 sectores”, destaca. El presidente de Cofides, no obstante, cree que ese número puede crecer, siempre que se consiga que las inversiones de las empresas más grandes tiren de las pymes y que se potencia la atención especializada. Así sucedió, por ejemplo, en el caso de las ingenierías. “Nos sentamos con Tecniberia para diseñar un producto específico para las empresas que tuvieran proyectos en el exterior. De tener dos proyectos en 2012 se ha pasado a cerrar el pasado ejercicio con 29”.

Archivado en:

Outbrain