X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Siderurgia »

ArcelorMittal opta por Euskadi como laboratorio del acero del futuro

En el ámbito industrial, el grupo plantea una reducción de plantilla en Bergara y opera bajo mínimos en Sestao La acería de Zumarraga se ha transformado en un centro de distribución de chatarra, al igual que le pasó hace años a una instalación similar en Madrid

Aditya Mittal, director financiero de ArcelorMittal.

ArcelorMittal opta por Euskadi como plaza tecnológica mientras recorta su capacidad industrial en la comunidad autónoma. El líder mundial en siderurgia y minería ha elegido las instalaciones de Olaberria para implantar uno de los centros del conocimiento que pilotarán la transformación digital del grupo dela familia Mittal, que así consolida dos laboratorios en el País Vasco.

Uno es el de Sestao, centrado en avances relacionados con el acero, para conseguir reducir el peso sin perder la resistencia del material, sobre todo pensando en la industria automovilística, uno de sus principales clientes. Los investigadores de Sestao conviven con el día a día de la acería, que ahora trabaja a un ritmo mensual de producción de 25.000 toneladas, casi a la tercera parte de su capacidad porque el centro puede fabricar más de un millón de toneladas al año.

Aditya Mittal, director financiero del grupo, detalló el mes pasado en una jornada en París la estrategia de ArcelorMittal en relación con la Industria 4.0. Todos los desarrollos en este ámbito vendrán de una red propia de excelencia digital, integrada por complejos científicos repartidos por Bélgica, Francia, Luxemburgo, Polonia, y España. En este caso, con laboratorios tanto en Avilés (Asturias) como en Olaberria.

El centro guipuzcoano se centrará en competencias relacionadas con desarrollos ágiles de software y tecnologías en la nube, en relación con las plataformas de Amazon y Microsoft. El conocimiento que genere Olaberria enriquecerá las prestaciones de las webs y de los teléfonos móviles de la corporación.

Los ingenieros de Olaberria trabajarán en equipo con los científicos de Avilés y con el centenar de técnicos del centro de ArcelorMittal en Gante (Bélgica). En esta plataforma del conocimiento que busca avances en digitalización también participan los expertos del complejo de Reims (Francia), que han desarrollado la primera tienda siderúrgica on line de la empresa.

Esta red científica se completa con un equipo de científicos en Luxemburgo que son expertos en ciencia de datos y con un combinado de especialistas en Polonia que animan a todos los empleados de ArcelorMittal a que planteen sus propias iniciativas digitales que puedan aportar valor al negocio de la multinacional.

La automatización de los procesos siderúrgicos va a más, dentro de una carrera de cambios constantes que se observa en todos los sectores. Win Van Gerven, miembro del comité de dirección de ArcelorMittal que gestiona la transformación digital de la corporación, ha manifestado que en 2017 se han materializado en la siderurgia más novedades en la monitorización de procesos que en las dos décadas anteriores. En su opinión, “ya no tenemos que esperar dos o tres años para desarrollar y probar prototipos, ahora sucede en cuestión de meses”.

La tecnología permite el diseño de gemelos virtuales, por ejemplo fábricas que solo existen en el ordenador pero que recrean con fidelidad los costes y problemas que pueden generar las instalaciones. Además, estos mejoran las economías de escala en relación con el almacenamiento y la logística posterior.

Con estas investigaciones, ArcelorMittal quiere lograr aumentos de productividad del 10% a medio plazo.

En Euskadi y en el plano industrial, ArcelorMittal cuenta con dos fábricas de productos planos. Una es la acería de Sestao, que produce bobina laminada en caliente, y otra es la planta de Etxebarri, que elabora hojalata, chapa cromada y un acero de nueva generación que el grupo ha patentado con la marca Maleis.

Los centros de Bergara y Olaberria están integrados en la división de largos. Tienen una capacidad anual de más de un millón de toneladas en perfiles estructurales, con aplicaciones en la construcción de edificios, barcos, calderas y puentes.

Para Bergara, ArcelorMittal ha planteado un ERE de despido colectivo para 40 de sus 149 trabajadores. Entre las alternativas al ajuste, las pre jubilaciones y la externalización de las operaciones logísticas de la planta. Las negociaciones con los sindicatos siguen abiertas.

Tras el cierre de la acería de Zumarraga, las instalaciones operan ahora como un centro de distribución de chatarra para las plantas productivas de ArcelorMittal. El mismo destino que le tocó en su día a la antigua fábrica de Villaverde (Madrid).

En Euskadi, la multinacional de la familia Mittal da empleo a 1.500 personas con la suma de todas sus actividades. La plantilla de la acería de Sestao está integrada por 224 trabajadores y la del centro de Etxebarri por otros 373. Olaberria cuenta con 423 operarios y Zumarraga con otros trece. El equipo de los laboratorios de Sestao está formado por trece investigadores.

El País Vasco forma parte del particular mapamundi de ArcelorMittal, que extiende sus operaciones por sesenta países y tiene implantación industrial en dieciséis de ellos. La plantilla de la siderúrgica en todo el mundo supera los 100.000 trabajadores.

En el Estado cuenta con once fábricas y diecisiete centros de distribución, además de los laboratorios citados. Una red atendida por 9.400 empleados. En España produce 5,7 millones de toneladas, equivalente al 42% de toda la fabricación de acero del país.Gran parte de ese volumen, el 72,69%, procede de los dos hornos altos de Gijón, y el resto de sus acerías con horno eléctrico.

La siderurgia es un negocio cíclico y ahora está aprovechando la etapa de reactivación económica que se vive a nivel internacional. Tras los nueve primeros meses del ejercicio en curso, ArcelorMittal acumula unos beneficios de 3.305 millones netos, un 156,5% más que en el periodo comparado. Las ventas subieron un 19,5%, hasta 43.841 millones.

El grupo comercializó hasta octubre 64,2 millones de toneladas, un 1,5% más. Un incremento menor a los anteriores, que responden a la subida de precios en esta industria, con una revalorización del 20,4% por la citada época de bonanza. A ArcelorMittal también le ha beneficiado la subida de cotización del mineral de hierro y la bajada de un 45% de las exportaciones de acero de China.

En un escenario de financiación barata y con los tipos en mínimos históricos, la multinacional de la familia Mittal ha realizado esta semana una emisión de bonos por un importe de 500 millones y a un interés fijo del 0,95%. Su vencimiento se estira hasta el 17 de enero de 2023 y mientras el grupo aprovecha los recursos captados en esta operación para realizar inversiones.

Además, parte de los fondos captados por estos bonos servirán para amortizar con anticipación otra emisión, realizada al 6,125% de interés y con vencimiento en junio de 2018.

Las perspectivas de la siderurgia para 2018, según ha adelantado el presidente y consejero delegado de la corporación, Lakshmi Mittal, son buenas por la positiva evolución de sectores que son clientes claves del acero, como la construcción de edificios e infraestructuras, el automóvil y los astilleros. Pero sobre esta industria, ha recordado el empresario hindú, pende la amenaza de su sobre capacidad, con productores como China que en un momento dado pueden volver a lanzar sus excedentes al resto de mercados.

Archivado en:

Y además:

Outbrain