Amazon lleva su asistente de voz Alexa al mundo empresarial

Podrá utilizarse para organizar reuniones, reservar salaso hacer pedidos

La privacidad podría sembrar dudas en su uso

Amazon quiere llevar Alexa en las empresas. En la foto en un coche de Ford.
Amazon quiere llevar Alexa en las empresas. En la foto en un coche de Ford.

Amazon quiere que Alexa, el asistente digital que lanzó en 2014 junto a su famoso altavoz para el hogar Echo, conquiste el mundo empresarial. Igual que ya ha conquistado los hogares, donde tras vender más de 15 millones de este dispositivo ya domina el 75% del mercado. Mientras algunos rivales de la compañía como Google o Apple intentan tomar posiciones en el mercado doméstico con sus asistentes y altavoces, Amazon pone rumbo a la oficina, un mercado donde ve enormes posibilidades.

La empresa ha presentado Alexa for Business, un servicio que lleva Alexa al puesto de trabajo “para ayudar a las organizaciones a ser más productivas a través de dispositivos Echo compartidos y personales. Los trabajadores podrán usar los altavoces de Amazon para organizar reuniones con colegas, reservar salas de conferencia, hacer pedidos de papel o buscar información, entre otras tareas.

Para unirse a una reunión, por ejemplo, bastará con decir “Alexa, comienza la reunión”, y el asistente de Amazon encenderá el equipo de videoconferencia, marcará la conferencia telefónica y pondrá en marcha la reunión. También se le podrá decir “Alexa, apaga las luces a las 9 de la noche” y el asistente lo hará. Así de simple. Pero, además, numerosos desarrolladores están trabajando en la creación de otras aplicaciones que exploten nuevas habilidades de Alexa en el ámbito de la empresa. En este sentido, Amazon también dijo que está trabajando con importantes empresas de software empresarial como Salesforce, WeWork o Concur Tecnologies. Esta última compañía explicó que su aplicación permitirá a los trabajadores preguntar a Alexa cuándo tienen que irse al aeropuerto si tienen un viaje, en función del itinerario y el tráfico.

La compañía ha lanzado el nuevo servicio a través de su unidad Amazon Web Services, que en el último trimestre obtuvo unos ingresos de más de 4.580 millones de dólares. Mark Mahaney, analista de RBC, estima que Alexa podría generar a Amazon ingresos de 10.000 millones en 2020, cuando se prevé que el asistente esté operando en 128 millones de dispositivos. Sin embargo, hay analistas que plantean dudas sobre el nuevo Alexa for Business. “Sin duda, la privacidad y la seguridad es el problema número uno”, dijo Geoff Blaber, de CCS Insight.

Los altavoces de Amazon siempre escuchan y, aunque la firma dice que no recopilan información hasta que se activa la palabra Alexa, hay ocasiones en que esto ha ocurrido por accidente, lo que podría hacer que las empresas sean cautelosas a la hora de poner a Alexa en salas donde se comenta información delicada.

Con todo, Amazon está diseñado una estrategia meticulosa para que Alexa sea omnipresente. Ve en los comandos de voz la próxima ola de acceso a la tecnología, algo similar a lo que fue el ratón en un ordenador personal o las pantallas táctiles en los smartphones. El asistente virtual de Amazon mantendrá una dura batalla con Cortana de Microsoft, Siri de Apple y Google Assistant del gigante de las búsquedas. La compañía de Jeff Bezos tiene a unos 5.000 empleados trabajando en Alexa, lo cual indica su fuerte apuesta en esta tecnología. 

Normas