Creación de empleo Ampliar foto

La automatización sustituirá el 23% de las profesiones en España

Entre 400 y 800 millones de empleos desaparecerán

El crecimiento previsto generarían 890 millones e puestos

La automatización del trabajo supondrá la sustitución del 23% de las actividades profesionales en España para el año 2030 y en torno al 15% a nivel global, según un informe de McKinsey.

El estudio concluye que, entre 400 y 800 millones de puestos de trabajo serán eliminados debido a la automatización. Este recorte afectará principalmente a aquellas profesiones que son más predecibles, como empleados de banca, cajeros, reponedores o del servicios hoteleros. Por ello, estima que de los actuales trabajadores, hasta hasta 375 millones tendrán que cambiar de profesión para el año 2030.

Por contra, la consultora se muestra optimista al señalar que frente al recorte de puestos de trabajo, las nuevas dinámicas de crecimiento económico, empresariales y sociales ayudarán a generar entre 555 y 890 millones de puestos de trabajo. El principal impulso a la creación de puestos de trabajo (entre 300 y 365 millones) llegará por el aumento de las rentas disponibles para el consumo, especialmente por las crecientes clases medias en los países emergentes.

Además, el alza de las inversiones en construcción inmobiliaria o infraestructuras y en transición energética hacia modelos renovables y eficientes serán otras de las palancas de crecimiento. Por último, la consultora ve recorrido de creación de hasta 85 millones de empleos para el cuidado de personas mayores en poblaciones cada vez más envejecidas en los países desarrollados.

Entre el 8 y el 9% del empleo mundial será en 2030 en profesiones que hasta ahora no se conocen. Para ello, la consultora anima a los Gobiernos a invertir en formación y creación de nuevos perfiles profesionales. El informe advierte que, de no hacerse rápidamente la transición desde el modelo antiguo al nuevo, aumentará de forma notable el desembleo y caerá con ello la demanda.

Normas
Entra en EL PAÍS