X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El análisis bursátil aún tiene recorrido al alza

El efecto de un informe de Morgan Stanley demuestra que su influencia sigue viva El modelo de negocio se enfrenta a tiempos turbulentos, debido a la normativa Mifid 2

Logotipo de Morgan Stanley en su sede mundial, en Nueva York (EE UU).

Los analistas de Wall Street del sector de los chips acaban de hacer una recomendación de compra para su propio sector, el de investigación de mercados. Un informe bajista de Morgan Stanley sobre las memorias flash provocó el lunes una caída de 25.000 millones de dólares del valor de Samsung, TSMC y Western Digital. Eso demuestra que los analistas siguen teniendo el poder de mover los mercados. Es un recordatorio oportuno, ya que el modelo de negocio se enfrenta a tiempos turbulentos.

Un fuerte aumento este año de las existencias de semiconductores probablemente los hacía especialmente vulnerables a cualquier signo de escepticismo. La influencia del informe del banco se ha hecho, sin embargo, especialmente palpable en este ejemplo en particular, dado que el equipo de Morgan Stanley no suele ser el primero en hacer sonar la alarma ante una posible caída cíclica de la industria.

La cuestión del valor de este segmento del sector financiero está llegando a un punto crítico. Los bancos de la Unión Europea tendrán que dejar de proporcionar gratis investigación relevante a sus clientes y comenzar a cobrarla directamente, en virtud de la directiva sobre mercados e instrumentos financieros conocida como Mifid 2, que entrará en vigor en enero. Eso podría ser mucho pedir dado el optimista pensamiento de grupo que prevalece.

Por ejemplo, un estudio de 2015 realizado por Bespoke Investment Group detectó que de aproximadamente 12.000 valoraciones de compañías del índice S & P 500, menos del 7% eran de venta; el resto eran de comprar o mantener.

Es aún peor en el caso del trío de fabricantes de chips. De las 99 calificaciones recopiladas por Thomson Reuters, solo hay una de venta: para Samsung, una compañía cuyo liderazgo ha vivido un completo caos.

La escasez de variedad de puntos de vista hace que los ocasionales cambios de dirección sean más notables. Sin embargo, como indica la venta masiva de acciones de semiconductores, los inversores aún ven cierto potencial alcista en el sector de la investigación.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Archivado en:

Outbrain