Anfac retrasa hasta 2018 el objetivo de producir 3 millones de coches en España

Pide una mayor atención por parte del Gobierno al sector de la automoción y un Pacto por la Industria

La fábrica de coches de VW en Navarra
La fábrica de coches de VW en Navarra

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, ha admitido este martes que España no alcanzará este año el objetivo de los tres millones de coches producidos, como se había marcado la asociación hace cinco años con el lanzamiento de su Plan 3 Millones, que preveía que en 2017 se conseguiría esta cifra de producción.

"Este año no vamos a cumplir con nuestro objetivo de producción y nuestro Plan 3 Millones, y esto no es una buena noticia", ha manifestado Armero en una conferencia en el 32º Encuentro de Automoción organizado por Iese y KPMG en Barcelona, donde ha señalado que se retrasa un año la previsión de conseguir este objetivo de fabricación en el conjunto de las plantas españolas.

Ha recordado que el Plan 3 Millones nació en 2012, cuando en España se estaban produciendo 1,7 millones de unidades, y Anfac se marcó un objetivo "muy ambicioso" que no se ha podido conseguir en el plazo marcado, ya que este año la producción se quedará en torno a los 2,8 millones.

Ha considerado que "no es una crisis", pero ha alertado de que lo más preocupante es que España cerrará este año con menos producción que el año pasado, ya que hasta octubre acumula una caída del 3,9%, mientras que el resto de países europeos de su entorno están registrando descensos menos acusados -en Francia un 0,7% y en Gran Bretaña un 2,7%-- o incluso están creciendo, como es el caso de Italia (+7,9%).

También ha admitido que la evolución de las ventas a particulares está "por debajo de las expectativas" de Anfac, ya que este año está previsto que las matriculaciones de turismos entre particulares crezcan un 3% respecto al año pasado, mientras que el objetivo de la asociación es crecer el doble que el PIB español, por lo que se debería cerrar 2017 con un aumento de las ventas por encima del 6%.

Armero ha indicado que el hecho de no alcanzar los objetivos para este año se ve en Anfac como "un alto en el camino, como un año de transición, y con ganas de trasladar este compromiso para el año que viene", y ha considerado que España necesita fijar una agenda de trabajo consensuada entre todos los agentes implicados, liderada por el Gobierno.

Ha alabado las políticas impulsadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el periodo entre 2012 y 2016, pero ha alertado de que "las cosas han cambiado y no están igual ahora mismo".

Lo ha atribuido a que España ha pasado por un impás político, ya que hubo un año de Gobierno en funciones y ocho meses con "otras prioridades", refiriéndose al proceso independentista en Catalunya.

Agenda de crecimiento

"Lo que estamos pidiendo es más atención", ha afirmado Armero, que ha explicado que en Francia y Gran Bretaña los gobiernos están impulsando reuniones de alto nivel para planificar el crecimiento futuro del sector de la automoción, lo que, a su juicio, también tendría que hacer el Gobierno de España.

Según Anfac, hay tres áreas de trabajo principales: alcanzar un Pacto por la Industria para seguir mejorando la competitividad; el impulso de la movilidad inteligente, y una nueva fiscalidad más medioambiental y enfocada al uso del vehículo y no a su compra.

Emisiones

En cuanto a las normativas europeas para reducir las emisiones contaminantes, ha reclamado "razonabilidad" en las exigencias, ya que ha considerado que es indispensable acompasarlas a la tecnología disponible.

"Seamos sensatos para que no empecemos a autolesionarnos", ha avisado Armero, que se ha mostrado convencido de que la industria del automóvil es la solución y no el problema, aprovechando las diferentes tecnologías avanzadas que se están desarrollando, no solo la electrificación.

Cataluña "no es irreversible"

 Por otro lado, Mario Armero aseguró que el conflicto político en Cataluña ha frenado la venta de coches entre particulares en Cataluña, aunque ha considerado que la situación "se puede revertir si los consumidores recuperan la confianza".

Ha constatado que "es obvio y evidente" que hay un diferencial en el crecimiento de las ventas entre el conjunto de España y Cataluña, ya que en el primer caso las matriculaciones de turismos para particulares crecieron un 11% en octubre y en Cataluña, un 1%.

Armero ha afirmado que en los primeros días de noviembre se mantiene "la misma tónica", pero ha considerado que la situación se revertirá en cuanto los consumidores catalanes recuperen la confianza, ya que en los últimos dos años, el crecimiento en Cataluña ha sido siempre superior que en el resto de España.

Faconauto alerta de la caída de pedidos en Cataluña

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha constatado este martes que las visitas a los concesionarios y los pedidos de coches cayeron entre un 25 y un 30% durante el mes de octubre en Cataluña debido a la situación política, lo que ha alertado de que puede verse reflejado en un descenso en las matriculaciones en los próximos meses.

En declaraciones a los medios tras participar en el 32º Encuentro de Automoción organizado por Iese y KPMG en Barcelona, Pérez ha explicado que las matriculaciones se materializan entre dos y tres meses después de realizar un pedido, por lo que "la situación en ese futuro próximo no es buena para los concesionarios catalanes".

Ha indicado que la caída se notó sobre todo en octubre y especialmente a consecuencia de las "revueltas en la calle" del 1 de octubre, y ha señalado que la bajada en visitas y pedidos se mantiene en noviembre aunque en menor medida.

"Creemos que en una situación como la actual en la que parece que se tiende a la normalidad y que los mercados vuelven a repuntar podemos esperar un incremento de las matriculaciones, esperemos que al mismo nivel que el conjunto de España", ha afirmado, aunque ha insistido en que es imprescindible dar seguridad y certidumbre a los clientes.

"Este sector es absolutamente alérgico a la incertidumbre", ya que la inversión media en la compra de un coche se sitúa en los 22.400 euros, lo que requiere en muchos casos financiación y, por tanto, una inversión a medio plazo.

Normas