Telefónica se acerca al mercado con un ‘día del inversor’ en Alemania

Tratará el proceso de integración con E-Plus y la adaptación digital

El evento está previsto para principios del próximo año

telefonica
Fachada de las instalaciones de Telefónica en Düsseldorf.

Telefónica busca un nuevo acercamiento a la comunidad financiera. Esta vez en Alemania. La operadora va a convocar un Capital Markets Day sobre su filial germana a principios de 2018, bajo el contexto de los resultados del conjunto del ejercicio en curso.

La intención de la compañía pasa por hacer una actualización sobre el proceso de integración de E-Plus, antigua filial en el país de la holandesa KPN, así como la transformación para consolidarse como una “teleco digital”.

Por el lado de la integración, Telefónica Deutschland analizará los hitos alcanzados, el estado de los proyectos, así como la captura de las sinergias. Por el lado de la agenda de transformación, la operadora tratará su visión y estrategia, los detalles sobre los trabajos así como las necesidades de inversión.

Alemania es un país clave para la operadora española al aportar en torno a un 14% de sus ingresos. De igual forma, es el segundo mercado en número de clientes para el grupo español, con un total de 49,4 millones (44,84 millones son de telefonía móvil). Telefónica Alemania, que compite con Deutsche Telekom y Vodafone, está participada en un 69,2% por la operadora española y un 9,5% por KPN (el grupo español compró al holandés otro 6% la pasada primavera). Del resto de inversores, un 25% procede de Reino Unido e Irlanda, un 46,9% de Norteamérica, un 5,5% de Francia y un 5% de la propia Alemania.

La filial teutona, además, mantiene una estrategia de fuerte remuneración a los accionistas. De hecho, se ha comprometido a aumentar el dividendo de forma anual en el periodo entre 2016 y 2018. El consejo de administración de Telefónica Deutschland ha propuesto a la junta de accionistas el pago de un dividendo de 0,26 euros por acción para el próximo año (0,25 euros este año), con un desembolso de 773 millones de euros.

A final de octubre, coincidiendo con la presentación de las cuentas del tercer trimestre, Telefónica Deutschland confirmó sus objetivos para 2017. La firma contempla unos ingresos por servicios planos o con una leve bajada frente a 2016 dada la fuerte competencia, un oibda plano o con un crecimiento de un dígito medio, y un capex cercano a 1.000 millones de euros.

Las acciones de la filial germana de Telefónica acumulan una revalorización del 4,86% en el año y cotizan en 4,26 euros. No obstante, llegaron a alcanzar un máximo anual por encima de 4,80 euros a finales del mes de septiembre.

La cuestión que se plantea en el mercado es si la propia Telefónica organizará su día del inversor durante el próximo año. La teleco, que está trabajando en su cumbre con directivos, que se celebrará los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre en Madrid, no ha tomado ninguna decisión sobre un posible encuentro con inversores.

La última gran conferencia con inversores organizada por la operadora tuvo lugar en julio de 2012 en Londres, y se centró en el desarrollo de Telefónica Digital. Con anterioridad, Telefónica había celebrado un total de ocho conferencias con inversores entre los años 2001 y 2011, en ciudades como Río de Janeiro, Madrid, Sevilla, Valencia, Barcelona y Londres.

El mercado está muy pendiente de la evolución de la teleco, especialmente en apartados como el proceso de desapalancamiento. Según sus últimos datos, una vez cerrada la venta de un 40% del capital de Telxius, su filial de infraestructuras, a KKR, la deuda neta quedará en 45.947 millones, con un ratio de apalancamiento de 2,72 veces.

Asimismo, dentro de sus relaciones con la comunidad financiera, Telefónica Brasil celebró un día del inversor en marzo de 2016, meses después de cerrar la adquisición de GVT. Un encuentro con inversores y analistas en el que la compañía destacó su política de generosos dividendos así como su potencial de crecimiento en ámbitos como los datos móviles, la banda ancha fija de la mano de la citada GVT, y la televisión de pago.

Posición de liquidez

Telefónica Deutschland defiende que cuenta en la actualidad con una confortable posición de liquidez. A la conclusión del tercer trimestre del año, la firma contaba con 2.216 millones de euros, de los que 511 millones eran tesorería y equivalentes, y 1.705 millones en líneas de crédito disponibles.

La deuda neta de la compañía se situaba en 1.514 millones de euros a la conclusión del mes de septiembre, con un ratio de apalancamiento de 0,8 veces el ebitda. A final del ejercicio de 2016, este ratio era de 0,4 veces.

Entre otras partidas, Telefónica Deutschland ha destinado este año un total de 744 millones de euros al pago de dividendos, y otros 111 millones de euros al pago por distintas frecuencias del espectro radioeléctrico para los servicios de telefonía móvil.

Normas