X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Commerzbank sigue siendo atractivo pese a sus pobres resultados

Sigue teniendo grandes posibilidades si acaban los tipos negativos La acción está barata, pero una posible compra requeriría el beneplácito del Gobierno alemán

Sucursal de Commerzbank en Dortmund (Alemania).

Los sabios aconsejan que a largo plazo en un matrimonio triunfe lo práctico sobre lo romántico. Los posibles pretendientes de Commerzbank deben ser por tanto particularmente duros. El segundo banco más grande de Alemania obtuvo un rendimiento sobre el capital tangible (ROTE) de menos del 1% en los primeros nueve meses del año, lastrado por 807 millones en costes de reestructuración. Pero sus deslucidos resultados subrayan, paradójicamente, su atractivo.

Está barato: a pesar de que las acciones han subido un 61% en el año, cotizan a poco más de la mitad del valor tangible contable a finales de septiembre. Eso puede atraer a socios potenciales como Unicredit o BNP Paribas. Además, el grupo dirigido por Martin Zielke posee más o menos una de cada cuatro compañías que operan en Alemania.

Es probable que ambas cualidades persistan. Enfrentado a tipos oficiales negativos y al débil crecimiento, Commerzbank se está concentrando más en la expansión y menos en la rentabilidad a corto plazo: su ROTE objetivo es un desaliñado 6%. A sus rivales de menor tamaño les resulta aún más difícil lidiar con los finos márgenes de préstamo, lo cual permite a Commerzbank aumentar su cuota de mercado. Ya ha superado el objetivo anual de 500.000 nuevos clientes netos en su división de de empresas pequeñas y no cotizadas.

El profundo fondo de ahorros excedentes de Commerzbank hace que esté muy expuesto a movimientos de tipos. El banco considera que el final de los tipos de depósito negativos del BCEsumaría inmediatamente unos 250 millones a los ingresos, que llegarían a 500 millones en cuatro años. Si los tipos subieran 100 puntos básicos, esas cifras se duplicarían. Una ratio objetivo de costes-ingresos del 66% para 2020, frente al 76% en lo que va del año, sugiere que hay margen para más subidas.

Claro que cualquier aspirante a cónyuge debe primero solicitar el permiso de sus futuros suegros. En este caso, eso incluye al Gobierno alemán, que tiene una participación del 15%. Puede que la lógica financiera de unirse con el banco sea convincente. Pero habría que persuadir a Berlín para que lo diera a bajo precio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Archivado en:

Outbrain