Las alpargatas que seducen a Manolo Blahnik

Castañer cumple 90 años y lo celebra con una colección diseñada por el zapatero canario

De calzar a los campesinos a desfilar con las grandes marcas de moda

Manolo Blahnik
Tres de los zapatos que conforman la colección de noche, Manolo by night.

La icónica marca de alpargatas Castañer cumple 90 años y ha decidido celebrarlo por todo lo alto, literalmente. Para ello, ha contado con la colaboración del icónico zapatero Manolo Blahnik, junto con el que lanzarán, el próximo 13 de noviembre, una colección cápsula de edición limitada en la que la cuña deja paso al tacón para tomar la forma de los famosos stilettos del diseñador, nacido en La Palma (Canarias).

El resultado se llama Castañer by Manolo Blahnik, una alianza entre dos grandes nombres del universo del calzado a quienes une la pasión por la fabricación artesanal y el gusto por las piezas atemporales y femeninas. La serie contará con dos líneas diferenciadas, Manolo by Day (Manolo para el día) y Manolo by Night (Manolo para la noche), cada una de las cuales incluirá tres modelos disponibles en hasta seis colores distintos. El espadril plano se caracteriza por una punta más acentuada de lo que es habitual, aportando un toque más femenino y sofisticado. Por su parte, lo modelos de tacón están disponibles a dos alturas para adaptarse a todos los gustos. Como no podía ser de otra manera, la característica lazada al tobillo y el yute continúan siendo el sello de identidad de la colección. El precio de los pares oscilará entre los 295 y los 375 euros, y aunque este mes ya se podrán comprar en la tienda online de Castañer, no será hasta finales de año cuando estén disponibles en los establecimientos de ambas marcas.

No es la primera vez que estas esparteñas, confeccionadas entre Banyoles (Girona) y Calatayud (Zaragoza), seducen a las firmas de alta costura. En los años 70, la familia Castañer conoció a Yves Saint Laurent en una feria en París. El modisto estaba buscando a alguien que le confeccionara una alpargata con cuña. Así nació el primer zapato de este estilo de la historia, un modelo que fue bautizado como Campesina, y del que se llegaban a vender más de 130.000 pares al año. Más tarde, este primer diseño se reinventó para dar paso a Carina, un polivalente fondo de armario y el must de todos los veranos. Ahora, con motivo del 90º aniversario, Castañer ha lanzado Chiara, una adaptación de los modelos anteriores, con un pronunciado escote en V y seis colores diferentes, entre los que destaca el marsala y el ocre, los tonos del momento. Es el modelo más coqueto de Castañer hasta la fecha.

Los primeros pedidos para Yves Saint Laurent llegaban a París de la mano de un revisor del Talgo al que concedían una pequeña propina, pero marcaron un antes y un después. Desde esa Campesina original, los lazos con las grandes firmas de moda no han dejado de estrecharse. Valentino, Hermès, Chanel, Óscar de la Renta, Delpozo,... son solo algunas de las marcas que han ayudado a las alpargatas de Castañer a subir a las mejores pasarelas internacionales, y a venderse en lugares tan emblemáticos como las Galerías Lafayette o la boutique Corso Como Milano.

Concebir un sello que dure 90 años no es un trabajo sencillo. Castañer lo ha conseguido gracias a un producto cuidado y a su flexibilidad adaptarse sin perder la esencia atemporal de lo que ya es un clásico. Estas esparteñas made in Spain pasaron de ser un zapato tradicional pensado para calzar a la gente que trabajaba en el campo, cuando se fundaron en 1927, a ser una empresa nacionalizada por el gobierno de la República, al considerarlas un bien de interés estatal, ya que se usaban para calzar a los soldados. Cuando la guerra acabó y la industrialización comenzó a abrirse camino, Castañer atravesó su peor momento, pues cada vez había menos campesinos que calzar. Sin embargo, supieron reinventarse, añadir color a las alpargatas, y elevar este calzado tradicional a un icono de la moda. Una empresa familiar, que continúa siéndolo, y cuenta con establecimientos propios en ciudades como Madrid, Barcelona, París, Saint Tropez, Tokio y Nueva York.

Normas