El BOE publica las condiciones de las ayudas a autónomos para banda ancha

Contempla bonificaciones de hasta 400 euros, en función del tipo de servicio: vía satélite, fibra o cableado. Se podrán solicitar hasta finales de 2020.

internet autónomos

Avances en las ansiadas ayudas a la contratación de los servicios de Internet para autónomos y pymes localizados en alguno de los más de 6.780 municipios de España que, según el INE, tienen menos de 5.000 habitantes. Y es que, ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) las condiciones que tendrán que cumplir los empresarios para beneficiarse de unas subvenciones de hasta 400 euros para tener acceso a Internet de alta velocidad

Los primeros requisitos que debe cumplir el solicitante, según el texto difundido por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital son: residir en una población de hasta 5.000 habitantes y que, en la actualidad, no disponga de un servicio de conexión a Internet superior a los 10 megas. El objetivo del Gobierno con estas ayudas es promover la contratación de “servicios de acceso de banda ancha fija a una velocidad mínima de transmisión de datos en sentido descendente de 30 megas”. Éste es otro de los requisitos a cumplir: contratar, al menos, 30 megas. Por último, se debe tener en cuenta que la operadora que se contrate esté adherida a este plan estatal que busca reducir la brecha digital.

El real decreto que regula la concesión directa de subvenciones contempla ayudas de hasta 400 euros que permitirán al empresario hacer frente a los gastos del alta e instalación de equipos, en caso de que fuese necesario. Dentro de los gastos subvencionables, conforme el artículo 31.8 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, se admitirán los impuestos indirectos aplicables (el IVA) cuando no sean susceptibles de recuperación o compensación por el beneficiario.

El documento establece subvenciones de cuantías variables en función del tipo de conexión contratada: 400 euros cuando los servicios se provean por satélite; 150 si se proveen por tecnología terrestre inalámbrica y 50 euros cuando los servicios se provean con tecnología terrestre cableada. Con esta medida, según anunció el Ministerio de Empleo cuando dio a conocer el plan, se quiere cumplir un “principio de neutralidad tecnológica, de manera que no se favorece a ninguna tecnología en particular”.

50 millones en poco más de un año

Las ayudas se podrán solicitar desde las próximas horas y hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque se ha contemplado una prórroga de dos años. Según las previsiones del Gobierno, anunciadas en agosto cuando el Consejo de Ministros aprobó la creación de este sistema de subvenciones, se invertirán entre lo que resta de 2017 y 2018, hasta 50 millones de euros.

Normas