X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Tanto ganas, tanto pagas. La base para reformar cómo cotiza el autónomo

Los representantes del sector proponen que los empresarios individuales aporten más al Estado, en función de sus ingresos o a través de incentivos.

El Congreso de los Diputados escuchó ayer las propuestas de los autónomos para reformar el sistema de cotizaciones en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. La Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) y la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), coinciden en la necesidad de que estos trabajadores aporten más al Estado a través de sus cotizaciones, aunque proponen acciones diferentes para conseguir este objetivo.

El secretario general de UPTA, Eduardo Abad, considera que la mejor forma de ampliar los ingresos es establecer un sistema de cotización progresivo, en función de los ingresos que el autónomo tiene.

En su comparecencia en la Cámara Baja, como recoge Europa Press, Abad ha propuesto que aquellos que no ingresen más del Salario Mínimo Interprofesional (SMI); 700 euros actualmente; abonen la misma cuantía que los nuevos autónomos adheridos a la tarifa plana; 50 euros mensuales.

Por encima estarían los que ingresan hasta 40.000 euros brutos anuales, que cotizarían en la actual base mínima, 919,80 euros. Para aquellos con un rendimiento superior a los 70.000 euros al año piden que desde Empleo se les imponga una base de cotización mínima de 1.839,64.

Actualmente, la base de cotización que abona un trabajador por cuenta ajena la establece el propio contribuyente en la mayoría de los casos. De los más de tres millones de personas inscritas en el RETA; el 80% cotiza con la base mínima. Para Abad, esta situación ha generado que “buena parte de las rentas disponibles se hayan transferido al ahorro privado”, evitando con ello que la hucha de las pensiones haya engrosado “en proporción” a las rentas reales de los empresarios autónomos.

De aprobarse la propuesta aportada por UPTA, 400.000 autónomos aumentarían obligatoriamente la base de cotización y dejaría exentos del pago a otros 500.000.

Como alternativa al sistema de cotización progresiva, UPTA apuesta por la creación de un impuesto específico a las aportaciones a los seguros privados, con el fin de favorecer los ingresos para la Seguridad Social y de “dotar a los trabajadores por cuenta propia de mejores prestaciones”.

Incentivos

ATA, que también ha intervenido en la subcomisión, considera necesario mejorar los niveles de recaudación de la Seguridad Social, aunque no están a favor de la implantación de un sistema obligatorio por tramos. El presidente, Lorenzo Amor, advierte que muchos de los autónomos cotizan el mínimo “por la incertidumbre que conlleva el trabajo por cuenta propia y por desconocimiento”. Para Amor, es preferible que se implante un sistema de incentivos, aunque no ha puesto ejemplos de cómo hacerlo. Según ATA, la propuesta presentada por UPTA “implicaría subir las cuotas al 75% de los autónomos en la actualidad”.

Archivado en:

Y además:

Outbrain