Japón promociona las agencias de viajes para potenciar al turista español en la isla

Organiza una ronda de negocios para hoteles, agencias y touroperadores

El viajero español gana cuota en Japón; es el tercero que más gasta

Turismo Japón pulsa en la foto

Cada vez más turistas españoles pasan sus vacaciones en Japón, donde son los terceros que más gastan en comidas, entradas y regalos, después de australianos y chinos. Este entusiasmo ha hecho de España uno de los mercados claves para las aspiraciones japonesas de duplicar su volumen de visitantes extranjeros hasta los 40 millones de aquí a 2020.

“España tiene una población grande y es un mercado con mucho potencial de crecimiento”, dijo Mamoru Kobori, vicepresidente ejecutivo de la agencia de turismo de Japón (JNTO, por sus siglas en inglés), durante el Visit Japan Travel & MICE Mart (VJTM), una ronda de negocios para agencias de viajes, hoteles y turoperadores celebrada en Tokio.

Entre 2013 y 2016, el número de turistas españoles que visitaron Japón aumentó un 19%, desde los 44.461 a los 91.849, y en los ocho primeros meses de este año se ha incrementado un 9,7%, hasta los 65.500, frente al mismo periodo del año anterior. Si bien la depreciación del yen ha favorecido este crecimiento, también es verdad que “Japón está muy de moda en España”, como confirmó en el evento Lola Aguilera, responsable del departamento de Oriente Medio, Asia y África de Europamundo Vacaciones.

Para reforzar esta tendencia, la JNTO, que hasta hace poco atendía al mercado español desde su delegación en París, abrió en mayo pasado una oficina en Madrid para promocionar sus destinos con información en castellano. La agencia, que en Europa solo tenía presencia en Londres, París y Fráncfort, acaba de abrir sucursales también en Roma y Moscú.

Aunque España no está entre los 10 principales mercados emisores de Japón ni tampoco entre los primeros de Europa –es el quinto después de Reino Unido, Francia, Alemania e Italia–, su turista es sorprendentemente el tercero que más gasta: una media de 1.686 euros, solo por debajo de australianos (1.858 euros) y chinos (1.743).

El precio de los paquetes ha bajado gracias a la mejora de la conectividad aérea

Profesionales del sector presentes en el VJTM atribuyeron este fenómeno al temperamento del turista español: es un viajero que procura ahorrar en el precio del paquete (vuelos, hotel y traslados), pero una vez en el destino quiere disfrutar su estancia al máximo.

“El español es un turista que busca calidad a buen precio, que compara mucho antes de comprar y al que le gusta gastar en regalos, cenas, entradas, espectáculos..., es decir, lo que se ahorra en el paquete lo compensa gastando en el destino, porque cuando se desplaza a un sitio quiere conocer lo máximo posible de ese lugar”, explicó Aguilera.

“El español siempre busca la reserva más económica, pero lleva dinero suficiente para pagar excursiones, comidas y vivir la experiencia. Busca el destino más atractivo en precio, pero luego gasta en el destino”, coincidió José Redondo, director general de Viajes Redondo, empresa con 30 años de experiencia que lleva dos años organizando tours en el país del sol naciente.

“Japón es un mercado in crescendo en España desde hace tres o cuatro años gracias a la mejora de la conectividad aérea, a precios más asequibles. Ahora es posible conseguir billetes por menos de 1.000 euros”, aseguró Redondo. “De todos modos, sigue siendo un destino caro”, aclaró.

Según JTB Viajes Spain, agencia especializada en Japón con sede en Barcelona, el precio aproximado de un paquete que combina avión, siete noches de estancia, abono de tren y seguro básico de viaje, se sitúa entre los 1.300 y los 1.400 euros, a los que deben añadirse las tasas aéreas, que varían dependiendo de la aerolínea. Si la estancia es más larga, de 12 noches, el precio sube a 2.200-2.300 euros. Desde JTB aclaran que estos precios están calculados para viajes en temporada baja, pudiendo incrementarse en días que coincidan con festivales, eventos como los Juegos Olímpicos de 2020, la floración de los cerezos (sakura) o el enrojecimiento de las hojas (momiji).

En el caso de Redondo Viajes, que organiza tours para grupos pequeños de hasta 25 personas, el precio de un paquete de 15 días es de 4.890 euros, que incluye hospedaje en hotel de cuatro estrellas en régimen de media pensión, guía local en español, bus con chófer o billetes de tren, entre otros servicios. Un paquete similar a Birmania cuesta 3.800 euros.

En la VJTM, los agentes de viajes españoles sostuvieron rondas de negocios con hoteles, empresas de transporte, ayuntamientos y gestores de pistas de esquí, entre otros proveedores turísticos japoneses. “Les falta conocer un poco más la idiosincrasia del viajero español”, comentó Redondo. “Hay hoteles, por ejemplo, que solo sirven desayuno japonés y eso puede estar bien un día, pero no 15”, precisó.

Normas