Cloud computing
Moisés Israel, presidente de Gigas, y Diego Cabezudo, consejero delegado de la compañía.

Gigas ultima la compra de empresas y valora convertirse en operador

Abrirá otro centro de datos y lanzará el pago por uso en 2018

La compañía alcanza un ebitda positivo antes de lo previsto

Gigas se mantiene en la senda del crecimiento. La compañía española especializada en servicios de cloud computing cerró el primer semestre con una facturación de 3,3 millones y unos ingresos netos de 2,8 millones, un 1% y un 4,3% más, respectivamente, sobre lo presupuestado para ese periodo y un 23,8% más en ambos casos si se compara con el mismo semestre de 2016. Pero su consejero delegado, Diego Cabezudo, pone el acento en el ebitda, tras los esfuerzos hechos por la empresa para mantener los costes estables y alcanzar la rentabilidad, algo que le reclamaban sus inversores.

El plan de Gigas (nacida en 2011) era alcanzar el ebitda positivo en el tercer trimestre de este año y cerrar el ejercicio con 210.000 euros, tras lograr en el último trimestre 225.000 euros. El hito ha llegado antes. Alcanzaron los números negros en el primer trimestre y han cerrado el segundo con 117.561 euros de ebitda, lo que supone 115.000 euros de crecimiento en esos tres meses y 292.000 más en el semestre de lo presupuestado. Si Gigas sigue esta tendencia, el mercado no descarta que cierre el actual ejercicio con 500.000 euros de ebitda.

Aunque la compañía, que cotiza en el MAB, lleva este año una caída del 18% en el precio de su acción, Cabezudo aclara que se debe a la liquidación a principios de año de un pequeño fondo que tenía una participación en la compañía. Aun así cree que la cotización no refleja el valor de la empresa y destaca un informe de Mabia, analista especializado en el MAB, que da a Gigas un precio objetivo de 3,78 euros (ahora está en 2,4), una revalorización superior al 50%.

“Nos han comparado con otras empresas similares del sector y cotizadas, todas más grandes, y en la mayoría de casos hablan de unas cotizaciones de 4 veces ventas, mientras nosotros estamos en unas 2 veces ventas, lo cual muestra que tenemos mucho recorrido todavía”, continúa Cabezudo, que está convencido de que si cumplen objetivos y acaban el último trimestre con un 12% de ebitda y 2018 con un 20% (su estimación actual), se aproximarán a lo que es el sector.

Para alcanzar esa meta, Gigas tiene planes ambiciosos, incluyendo la compra de compañías, dice Cabezudo, que ve a la compañía como “un consolidador” de este sector “tremendamente fragmentado en España” y sostiene que si son capaces de consolidar empresas pequeñas "podremos crear muchísimo valor".

Para el directivo, en dos años Gigas será completamente distinta a la que es hoy, “simplemente siguiendo la trayectoria que llevamos, creciendo como estamos haciendo trimestre a trimestre”. Pero, además, cuenta con nuevas cartas con las que pretenderá ir más rápido. Planea abrir un nuevo centro de datos en 2018 en Latinoamérica (que ya representa el 53% de su facturación) y lanzar el “pago por uso” para el primer trimestre del año que viene, como un complemento a su oferta actual de datacenter privado virtual, que permite a los clientes contratar recursos y utilizarlos como quieran, “sin sorpresas en la factura, porque nosotros no cobramos el tráfico”. "Creemos que la combinación de los dos modelos puede ser perfecta, y que dará aún más flexibilidad a nuestros clientes".

Gigas también apuesta por la seguridad y la conectividad, donde ha puesto un gran foco este año. “Vemos que el mundo cloud y el de las telecos se están acercando, y nuestro objetivo es lanzar cada vez más soluciones de conectividad para ayudar a nuestros clientes a montar sus redes privadas y a conectar todas sus filiales con los datacenter a través de internet de forma segura. Nos vamos a acercar a lo que es un operador de telecomunicaciones, incluso valoraremos convertirnos en operador”.

Respecto a la seguridad, Gigas sacó a principios de año la ISO 27001 y ahora se ha certificado con Visa, Mastercard y Amex (PCI DSS Nivel 1). “Con esta certificación, Gigas se convierte en el mejor aliado en la migración a la nube para empresas de diversos sectores que gestionen pagos con tarjetas como ecommerce, banca, hoteles, seguros, pasarelas de pago, call centers, etcétera”, comenta Cabezudo. El consejero delegado de Gigas detalla que para obtener este certificado han sido auditados por S21Sec. "Esto es muy interesante, porque hasta ahora las empresas han sido laxas con el tema de la seguridad, pero con escándalos como el de Equifax [EE UU ha abierto una investigación criminal por el ciberataque masivo sufrido por la compañía] la situación cambiará".

La consultora Gartner ha vuelto a nombrar este año a Gigas "proveedor significativo" del cloud a nivel mundial, algo que lleva haciendo desde 2013, tras destacar la tecnología y el modelo de negocio de la multinacional española. “Somos la única empresa del país, junto a Telefónica (que ha sido incluida este año), que aparece destacada por la consultora en su informe global”. No obstante, Gigas es consciente de que para ser un jugador relevante en este competido sector de las infraestructuras como servicios (Iaas) deberán seguir equilibrando bien gastos, inversiones, deuda y crecimiento.

Normas
Entra en EL PAÍS