X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Euskadi invertirá 295 millones en fomentar el emprendimiento

El Parlamento vasco debate un plan de cuatro años con 300 medidas El programa busca convertir a País Vasco en lugar de destino de ‘startups’

Posicionar al País Vasco como un territorio atractivo para emprender. Ese es el objetivo básico del Plan Interinstitucional de Emprendimiento de Euskadi 2020 (PIE 2020), explica Aitor Urzelai, director de Emprendimiento del Gobierno vasco, a CincoDías . El programa, que se presentó esta semana en el Parlamento, recoge más de 300 acciones con un marco común y un repositorio único, y cuenta con una previsión presupuestaria de 295 millones hasta 2020.

“El plan es muy ambicioso. País Vasco siempre ha sido pionero en políticas públicas de emprendimiento, ahora se pretende que sea el mejor sitio para situar una startup”, explica Iñaki Ortega, director de Deusto Business School. El programa incluye medidas de formación, eliminación de barreras burocráticas o revisión de la fiscalidad. “Es amplio y apunta en la buena dirección. Involucra a todas las Administraciones –Gobierno vasco, diputaciones y ayuntamientos–”, indica Lander Beloki, decano de la facultad de empresariales de Mondragon Unibersitatea.

Otro de los objetivos de la iniciativa es fomentar la cultura emprendedora entre los ciudadanos vascos. “Hay todavía mucho camino por recorrer. Ahora mucha gente emprende porque no encuentra hueco en el mercado laboral”, lamenta Beloki.

El último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) señala a Euskadi como una de las comunidades donde menos personas prevén iniciar un negocio. “Se detectó que se estaba perdiendo fuelle emprendedor, porque implica un riesgo. Las oportunidades de empleo hacen que la gente opte por la cuenta ajena”, dice Ortega.

Todos los actores destacan la importancia de la constancia en el apoyo al emprendimiento. “No son políticas a corto plazo, sino programas de lluvia fina, de generar un ecosistema”, afirma Ortega. “El ecosistema emprendedor destaca por su carácter industrial. Las startups tecnológicas que tengan una aplicación industrial tienen un encaje perfecto en Euskadi”, cuenta Urzelai.

Abrir una empresa en España requiere 13 días de media, según el informe Doing Business del Banco Mundial. “Crear una compañía es fácil, pero lo más complicado es conseguir un primer cliente”, apunta Gonzalo Artiach, fundador de Decidata, una startup de Getxo (Bizkaia) que se dedica a la ayuda a otras empresas en la toma de decisiones mediante análisis de datos.

Esta compañía resultó elegida en uno de los programas de emprendimiento más conocidos, el BIND 4.0, una aceleradora que ofrece la posibilidad de firmar un contrato con una gran empresa industrial, explica Urzelai. “Para nosotros fue decisivo ser uno de los ganadores”, cuenta Artiach. Con esta iniciativa, Decidata logró un contrato con Euskaltel y este año prevé alcanzar una facturación de 175.000 euros.

Archivado en:

Outbrain