La crisis catalana provoca un desplome en el Ibex no visto desde el 'brexit'

El selectivo se dejó 2,85% con la banca catalana y Colonial en caída libre

El índice pierde los 10.000 puntos

ibex 35
Los títulos de Caixabank y Banco Sabadell son lo que peor se comportan hoy en el IBEX 35. EFE

La falta de una solución en Cataluña y el avance hacia una declaración unilateral de independencia pesan sobre los accionistas. Después del castigo sufrido el lunes, las ventas regresaron con fuerza al mercado. El selectivo español perdió un 2,85%, su mayor caída desde el brexit. Esto tuvo lugar en un día en el que la Bolsa española negoció 3.667 millones frente a la media diaria del año de 2.567,7 millones.

La Bolsa española perdió los 10.000 puntos y limita las subidas del año al 6,5%, lejos del 14% que llegó a registrar en mayo. El selectivo español se mueve en niveles de marzo, momento en el que las dudas sobre un posible triunfo de Marine Le Pen hacían tambalear los cimientos de la UE. Desde Unicorp Patrimonio fijan como soporte clave los 9.950 puntos.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.578,60 -0,12%
USD x EUR 0,8519 0,106%
Petroleo Brent 80,360 1,980%
EUROSTOXX 50 3.417,78 -0,38%

El sector financiero en conjunto, con las entidades catalanas a la cabeza, lideraron los descensos. CaixaBank se dejó un 4,96% y Sabadell, un 5,69%.El volumen negociado por la entidad que preside Jordi Gual es el mayor desde abril mientras que en el caso de Sabadell se trata del mayor en el años.

A ellas se sumaron BBVA (-3,61%), Santander (-3,83%), Bankia (-3,65%) y Bankinter (-3,5%). Otra firmas fuertemente castigadas fue la catalana Inmobiliaria Colonial (-5,51%). Las cotizadas fuertemente endeudas como inmobiliarias y utilities sufren en los momentos de repunte de la rentabilidad de la deuda porque ven incrementados sus costes de financiación.

En un solo día la banca catalana se dejó en la Bolsa cerca de 1.760 millones. Si se amplía al conjunto del sector, las seis entidades que cotizan en el selectivo perdieron 7.760 millones. Gonzalo Sánchez, analista de Gesconsult, afirma que los bancos son los más castigados, pues se trata de negocios ultraapalancados que dependen de la confianza. Por su parte, Javier Ferrer, director de tipos de interés y divisas de Ahorro Corporación, afirma que los grandes bancos están descontando una fuerte caída de la actividad económica.

En referencia a los que tienen sede en Cataluña, Rodrigo García, de XTB, afirma que los recortes en el sector bancario se han intensificado en las últimas jornadas ante una hipotética escisión. “Al menos hoy el mercado no puede asegurar que vayan a ser bancos europeos regidos por la supervisión única del BCE. De ahí las fuertes caídas”, remarca García.

Solo tres cotizas –Siemens Gamesa, Abertis y ArcelorMittal escaparon las ventas.Fuera del selectivo, Oryzon Genomics avanzó un 12,8& después de que ayer comunicara que trasladaba su sede de Barcelona a Madrid, un movimiento calificado por Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, como sorprendente.

Lo sucedido en el mercado alejan las esperanzas de una solución rápida. Las tensiones entre el Govern de la Generalitat y el Ejecutivo de Mariano Rajoy crecen día a día y la incertidumbre política lleva a los inversores, especialmente los extranjeros, a reducir su exposición a España. Uno de los defensores de esta idea es Miguel Paz, analista de Unicorp Patrimonio. El experto señala que los inversores están actuando en base a comportamientos irracionales y olvidan que cerca del 70% de los ingresos de las cotizadas del Ibex procede del exterior.

Al nerviosismo se añade un ingrediente más y es el de que la crisis catalana ha llegado en el último trimestre del año, periodo en el que muchas gestoras y firmas de análisis empiezan a deshacer las posiciones más arriesgadas. Después de un año satisfactorio en lo que a rentabilidades se refiere, los inversores no están dispuestos a perder lo ganado y huyen de todo aquello que implique riesgo y desvirtúe la foto final del ejercicio.

La realidad es que por un motivo u otro, la Bolsa española toma distancia del resto de sus homólogas europeas. Los principales índices europeos se sumaron a la corriente bajista. Eso sí los descensos fueron mucho más moderados. El Cac francés cedió un 0,08%; el Euro Stoxx, un 0,3%; el FTSE británico, un 0,01%; el Mib italiano, un 1,44%.La Bolsa italiana al igual que su deuda son los activos más sensibles a un efecto contagio si la crisis catalana se recrudece.La cara opuesta la presentan el Dax alemán que avanzaron un 0,53%.

Natalia Aguirre indica que las diferencias de comportamiento se acentúan si se retrocede en el tiempo.Desde comienzos de septiembre, el Dax avanza un 7% algo que contrasta con las caídas del 2,73% del Ibex. “En septiembre las Bolsas europeas consiguieron salir del canal bajista. Sin embargo, la española sigue en él”, apunta Paz.

La misma inestabilidad que vive la renta variable la experimentó ayer la renta fija. La rentabilidad del bono español a diez años subió al 1,78% (niveles de marzo) desde al 1,71% del miércoles. Por su parte, la prima de riesgo avanzó siete puntos básicos, hasta los 132. Más llamativo es el estrechamiento del diferencial con el bono italiano (2,25%) que pasa de los 55 puntos básicos a los 47. “El repunte de la rentabilidad se traduce un encarecimiento de las emisiones del Tesoro y de todas las empresas españolas ya sean financieras o no”, sostiene Ferrer. “Si no fuera por la anestesia del BCE podría ser peor, hasta que no veamos un mensaje contundente que convenza a los mercados vamos a seguir en esta situación. Es imprescindible fortaleza política”, añade el experto. Hoy el Tesoro se enfrenta a su primera prueba de fuego con una emisión a medio y largo plazo en la que intentará captar al menos 3.500 millones.

La prima de riesgo catalana medida con un bono catalán que expira en febrero de 2020 y otro del estado con vencimiento en enero del mismo año sumó 22 puntos básicos, hasta los 332.

Crónica elaborada por Gema Escribano, Miriam Calavia, VIrginia Gómez y Nuño Rodrigo.

Normas