independencia cataluña
Un grupo de manifestantes a favor de la independencia.

La estrategia de los gestores de fondos ante el desafío catalán

Muchos gestores han reducido la exposición a bancos españoles

Hay estrategias para poder sacar provecho de las caídas del Ibex 35

¿Cómo prepararse contra lo impredecible? ¿Cómo tomar posiciones ante acontecimientos completamente inciertos? Este dilema es el que están viviendo muchos gestores de fondos en España. Contemplan el deterioro de la situación política y social en Cataluña, la desobediencia del Govern de la Generalitat, el hartazgo en las calles... y tienen que diseñar una estrategia para tratar de proteger la cartera frente a lo que pueda pasar.

"Teníamos claro que la situación en Cataluña se iba a detriorar, así que nos propusimos tomar medidas para que no afectara a nuestro fondo", explica Walter Scherk, gestor de Algar Global Fund. En su caso, la estrategia que adoptaron pasaba por tomar una posición larga sobre Eurostoxx 50 y corta sobre el Ibex 35.

Ahora bien, para tratar de aquilatar este movimiento táctico, descontaron qué parte del Eurostoxx 50 lo forman empresas españolas (como Inditex), y qué parte del Ibex 35 se explica por el resultado del negocio fuera de España. Tras los ajustes, establecieron que "el problema catalán" podría hacer que el Ibex se rezagara más de un 5% de la evolución del Eurostoxx.

"Desagraciadamente, nuestros cálculos se han cumplido", apunta Scherk. La posición que adoptaron ha permitido al fondo Algar Global Fund sacar un 2% de rendimiento solo con esta estrategia. "Es normal que los gestores internacionales empiecen a percibir que la generación de beneficios en España puede resentirse por la situación del país, y que decidan reducir el peso de la Bolsa española en sus carteras.

El fondo Algar Global Fund se ha revalorizado un 3% durante el último mes, pese a la volatilidad de los mercados. En el año lleva un 25% de rentabilidad.

Estrategias para lidiar con la tensión política

  • Fondos de Bolsa. Los gestores están vendiendo valores que tienen una fuerte presencia en Cataluña, así como entidades financieras, porque es el activo más sensible al incremento del riesgo político.
  • Fondos mixtos. Cuando el vehículo tiene capacidad para invertir en bonos, los expertos aumentan el porcentaje de renta fija en las carteras para tratar de reducir la volatilidad del fondo.
  • Activos refugio. Algunos gestores han optado por aumentar la exposición a Bolsa alemana y también a índices bursátiles europeos, al tiempo que deshacen posiciones en Bolsa española.
  • Inversiones en corto. Hay varias estrategias para poder ganar dinero cuando cae la Bolsa o se deprecian los bonos emitidos por el Tesoro. Varios fondos han recurrido a esta estrategia para tratar de limitar el impacto en cartera de las turbulencias.

La situación de la banca

“Cuando decidimos qué decisión adoptar ante la situación que se avecinaba en Cataluña, la primera medida fue vender todos los bancos que teníamos en cartera, porque son los más sensibles al riesgo político”, explica Alfonso de Gregorio, director de inversiones de Gesconsult.

“También vendimos varias compañías con sede en Barcelona, como Gas Natural o Colonial, porque sabíamos que iba a haber un rechazo psicológico a empresas con la sede allí”, apunta.

El fondo de Bolsa española Gesconsult renta Variable ha mejorado el rendimiento del Ibex 35 en las últimas semanas. En lo que va de año acumula un rendimiento del 14%.

La estrategia varía en función del tipo de fondo. Si los de renta variable española han disminuido el peso de los bancos y de las compañías con sede en Cataluña, en los renta variable europea la fórmula utilizada ha sido apostar por la Bolsa alemana, y tomar posiciones cortas sobre el Ibex 35, para beneficiarse de posibles caídas de la Bolsa española.

Mientras tanto, en los fondos mixtos, los gestores han apostado por aumentar la inversión en bonos (que tienen menos fluctuaciones) y reducir su exposición a la Bolsa.

Bono español

No solo la Bolsa se ha visto afectada por la tensión política de Cataluña. “Desde mediados de septiembre ya empezamos a reducir en varios de nuestros fondos renta fija la exposición a deuda española, porque veíamos que también se iba a ver afectado el bono español”, explica Ignacio de Cantos, director de inversiones de atl Capital.

Además de reducir el peso del bono español, también se vendieron futuros de estos activos, otra de las técnicas que se utilizan para cubrir un fondo de inversión ante las potenciales caídas. “Esto nos ha permitido reducir el impacto que ha sufrido la deuda del Tesoro durante las últimas semanas”, apunta Cantos.

A pesar de las turbulencias que ha vivido la Bolsa y el bono español durante la semana pasada, algunos gestores se muestran optimistas. “Antes o después se acabará apaciguando este tsunami y los inversores volverán a fijarse en lo que realmente importa, la cuenta de resultado de las empresas”, explica José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta, de Abante Asesores.

Ignacio Cantos respalda esta opinión. “Si hay declaración unilateral de independencia el Ibex seguirá volverá a caer, pero creo que a partir de la cota de los 9.500 puntos los inversores volverán a prestar atención a los fundamentales”.

Normas
Entra en EL PAÍS