Incyde lanza incubadoras de alta tecnología para empresas con 32 millones de inversión

Participan en un programa europeo de Feder que aporta 21,6 millones

El objetivo es introducir la tecnología a alto nivel en las pymes

Incyde lanza incubadoras de alta tecnología para empresas con 32 millones de inversión

El 98% de las empresas españolas tienen 50 trabajadores o menos, según el último informe trimestral sobre empleo de la patronal de la pequeña y mediana empresa Cepyme. Este pequeño tamaño impide que las compañías sean competitivas y productivas en todo su potencial y supone un obstáculo fundamental para conseguir que se internacionalicen y exporten, claves para ganar fortaleza ante los vaivenes de la economía y evitar su desaparición.

Para conseguir que las pequeñas y medianas empresas crezcan y sean más fuertes, la Fundación Incyde ha lanzado un proyecto de incubadoras de alta tecnología para estas compañías. El presupuesto a medio plazo alcanza los 32 millones de euros, de los que 21,6 millones vienen de una ayuda procedente del Programa Operativo Feder de Crecimiento Inteligente como Organismo con Senda Financiera, en el que Incyde participa.

El objetivo es que estas incubadoras se conviertan en “centros de referencia europea para el desarrollo de la investigación aplicada”, señalaron desde Incyde en la presentación dentro del marco de Barcelona Industry Week. La muestra industrial se desarrolla en la Fira de Barcelona hasta el 6 de octubre y la firma del convenio para el proyecto de incubadoras se ha celebrado dentro de un foro de discusión denominado Futuro de la Industria. Los nuevos retos.

El proyecto supone la construcción de una serie de infraestructuras en distintas regiones españolas de todo el territorio hasta un total de 12 incubadoras de alta tecnología. Serán “centros avanzados de fomento de la innovación y la transferencia de tecnología a las micropymes”, definieron sus organizadores. En concreto, “ayudarán a posicionar a cada región en nichos o mercados globales concretos y en cadenas de valor internacionales”.

“La idea es recoger tecnología de alto nivel, a través de acuerdos, cesiones o compra de patentes tecnológicas, y ofrecerla al conjunto de las empresas que estén alojados en las incubadoras para que la utilicen en sus proyectos”, explica Javier Collado, director general de Incyde. Las incubadoras contarán con la implicación de Universidades, centros académicos de excelencia, industrias, grandes empresas y fondos de capital riesgo que servirán para dotar y financiar estos despliegues de tecnología.

Estas transferencias de patentes permitirán dar “soporte al nuevo desarrollo tecnológico de las empresas, al nuevo turismo inteligentes y dar apoyo a sectores como el agroalimentario, aeronáutico, aeroespacial o el biotecnológico”, señalaron desde Incyde en un vídeo explicativo del proyecto.

Además, en estas infraestructuras, las empresas pueden establecer su sede y compartir conocimientos y experiencias con otras compañías de otros sectores. Las empresas sitas en la incubadora, conocidos como los incubados, “recibirán una serie de servicios de valor añadido que le permitirán hacer actuaciones de inmersión en innovación”, explicaron. Las incubadoras contarán con equipamiento especializado (laboratorios, salas de ensayo, salas de demostración, etc.) y con el apoyo de una red de socios que prestarán asesoramiento científico y empresarial, instrumentos de financiación, acciones de internacionalización, registro y mantenimiento de patentes y marcas, aplicaciones informáticas y tecnológicas, plataformas de chequeo y validación de proyectos, entre otros apoyos.

La Fundación Incyde es la “promotora de la mayor red de viveros de empresas en España”, con 140 edificios de apoyo a la innovación por donde han pasado ya 4199 empresas y 8096 profesionales, según los datos aportados por el director general. El tiempo de estancia máximo son dos años. Esta primera iniciativa de Incyde contaba con un presupuesto primero de unos 60 millones de euros, que se amplió en un segundo momento hasta los 100 millones de euros. Es por esto que Collado confía en que este presupuesto de 32 millones llegue a ampliarse a medio plazo e incluso duplicarse.

“La rotación es muy rápida y los presupuestos se ejecutan muy rápido. Es previsible que se amplíe el presupuesto”, afirma. Collado destaca dos importantes incubadoras que han puesto en marcha en Vigo para el sector aeroespacial y en Sevilla para el sector aeronáutico, “que están llenos”. En el clúster andaluz, se han iniciado proyectos con drones para su uso en la agricultura.

Normas