X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Almirall renuncia a desarrollar dos nuevos fármacos en EE UU

Los productos podrían alcanzar 70 millones de ventas en ese país El nuevo consejero delegado ocupa su cargo desde este lunes

No son buenos tiempos para Almirall. El laboratorio catalán, cotizado en Bolsa, comunicó este viernes que deja la investigación de dos nuevos fármacos destinados al mercado de EEUU, por no cumplir las expectativas de la compañía. Se une así a los problemas que la farmacéutica ha sufrido en ese país, con un hundimiento en las ventas, la necesidad de hacer una revisión sobre sus resultados para 2017 y la entrada en pérdidas en el primer semestre.

Precisamente el grupo contará desde este lunes con la presencia en Barcelona de su nuevo consejero delegado, el belga Peter Guenter, que aterriza desde París donde era uno de los miembros del comité ejecutivo mundial del gigante Sanofi. Ocupa el puesto que ha desempeñado en los últimos seis años Eduardo Sanchiz. El sustituto llega con una gran experiencia comercial e internacional, que le debe servir para relanzar al laboratorio catalán.

Almirall ha renunciado a seguir con los ensayos clínicos en fase III (la última etapa en la investigación de un fármaco, con cientos de pacientes y la más costosa económicamente) de los dos fármacos en EE UU. Se trata de los productos llamados provisionalmente P3058 (frente a la onicimicosis o infección en las uñas) y P3073 (psoriasis en las uñas).

Ambos medicamentos habían concluido la fase II, pero el laboratorio analizó los resultados y comprobó que no alcanzaba los criterios exigidos en el conjunto de variables que habitualmente se analizan, como eficiencia, seguridad y precio. “Los datos de ambos productos no cumplía con nuestros criterios para su desarrollo en EEUU”, señaló la empresa en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, la compañía ha decidido continuar con los ensayos clínicos en Europa para estos productos, tal como estaba inicialmente previsto, y cuyos resultados se esperan en 2018. El mercado considera que estas decisiones de revisar la cartera de fármacos en I+D responde a la llegada del nuevo director científico de Almirall, el dermatólogo Bhushan Hardas, incorporado en mayo.

Los informes de analistas y de Almirall indican que las ventas conjuntas de estos dos fármacos en Europa y EEUU hubieran alcanzado los 120 millones de euros, pero tras la renuncia al mercado americano se rebaja aproximadamente en 70 millones.

Almirall registró pérdidas netas de 73,1 millones en el primer semestre, en contraste con el beneficio de 80,5 millones obtenido en el mismo periodo de 2016. La compañía explicó en julio que se debió a la debacle de su negocio estadounidense, operado por la filial Aqua Pharmaceuticals. La compañía, en sus últimos cambios, también ha sustituido al responsable máximo en ese país. Este laboratorio, que se ha especializado en dermatología, está controlado accionarialmente por la familia Gallardo con el 66%del capital.

Archivado en:

Outbrain