Cuenta atrás para el 1-0: los analistas creen que el impacto en el mercado será muy limitado y pasajero

El mercado de deuda apenas se inmuta, con la prima de riesgo en la media de 120 puntos básicos

Varios expertos ven la tensión en Cataluña como una oportunidad de compra

referéndum cataluña
Representantes de los Cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, hacen guardia en el exterior del edificio de la Delegación del Gobierno en Cataluña, durante la reunión de coordinación de los cuerpos de seguridad sobre el 1-O. EFE

Con el referéndum de independencia de Cataluña declarado ilegal y desactivado tras la incautación de los instrumentos destinados a facilitar la votación (papeletas, urnas, tarjetas censales), los inversores van tomando conciencia de la escalada de las tensiones políticas en España. Un conflicto local que, según los analistas, empieza a tener cierto impacto negativo en la Bolsa española, aunque ni será muy profundo ni duradero.

“Lo que tenemos por delante es un escenario desconocido y, ante la incertidumbre en nuestro territorio, en estas jornadas previas al domingo habrá un ligero cierre de posiciones”, sostiene Joaquín Robles, analista de XTB, que apunta no obstante que “sea cual sea el desenlace final, el lunes continuará la crispación en los mercados, pero se irá reduciendo hasta el punto de que el Ibex 35 volverá a recuperar el mismo tono que el resto de los índices europeos”. Similar opinión tiene Ramón Morell, de ETX Capital, que entiende que aunque hay cautela “si el mercado internacional coge fuerza, el Ibex se adaptará rápidamente a la tendencia”. Y David Pina, analista colaborador de ActivTrades, señala que las discordancias del Ibex con los principales selectivos europeos “son recientes y de muy corto plazo”.

De hecho, desde principios de año no hay diferencias relevantes en el comportamiento del selectivo español con otros índices de Europa: el Ibex 35 suma un 10% en 2017, lo mismo que el Dax alemán. El Cac de Francia sube un 8,5% y el FTSE de Londres, un 2,3%, afectado este último por las negociaciones sobre el ‘brexit’. “Las divergencias se iniciaron a principios de septiembre, cuando del Dax, el Cac, el Euro Stoxx y el FTSE MIB marcaron un suelo y rompieron al alza su directriz bajista. Desde entonces todos ellos mantienen una tendencia alcista en gráfico diario, mientras que el Ibex 35 sigue inmerso en una clara tendencia bajista desde mayo”, apunta Pina.

Pero, si bien la Bolsa española se está viendo afectada en los últimos días por la cuestión catalana, la deuda prácticamente permanece impasible. La prima de riesgo ronda la media anual de 123 puntos básicos, tras marcar el máximo del año en 155 y el mínimo en 94. “La prima de riesgo es el activo que más refleja el apetito en España por tomar riesgo; si hubiese percepción de mayor riesgo la prima volvería a subir y no es el caso”, sentencia Gabriel J. López, director general de Inverdif Asesores Eafi.

Los analistas advierten de forma unánime que es muy difícil aventurar lo que va a pasar el domingo porque, en palabras de Roberto Berzal, responsable de ventas de Orey iTrade, “no lo saben ni ellos”. El experto señala que “se ha desactivado la votación, pero puede que continúe hasta el final la pugna por las urnas y se haga una declaración unilateral de independencia. Es por eso que la tensión se palpa en la Bolsa española y seguirá en las próximas sesiones, generando volatilidad e incertidumbre, lo que invita a la fuga de capitales”.

Desde Abaco Capital creen que una declaración unilateral de independencia “sería lo peor posible, pero parece poco probable”. De esta forma, en la firma piensan que la Bolsa española no se verá demasiado afectada y barajan más bien que a medio o largo plazo pueda haber otra consulta. En todo caso, aseguran que si la Bolsa registra caídas no serían muy fuertes y "serían una oportunidad de inversión”. Igualmente, el analista de XTB considera que se trata de una “oportunidad de compra más que un motivo para deshacer posiciones”.

Gabriel J. López admite que “hay cierta cautela, pero también cierta complacencia y convencimiento de que el tema catalán no va a interrumpir la recuperación en España ni es excusa para invertir”.

Y, a juicio de Berzal, “al final acabarán dialogando porque no tiene sentido llegar a este nivel de tensar la cuerda”. Con todo, en Orey iTrade están optando ahora mismo por salir del mercado español y apostar por Estados Unidos. Por su parte, el departamento de análisis de Bankinter concluye en su informa de estrategia del cuarto trimestre que "el riesgo político puede suponer un lastre" para el mercado.

Los escenarios más probables

1. Celebración de un referéndum descafeinado. Varios analistas creen que de alguna forma se votará, aunque sea con papeletas clandestinas en urnas escondidas, pero será un referéndum venido a menos. “No será una votación representativa ni oficial y no va a cambiar el status quo de la situación económica de España”, afirma Gabriel J. López, de Inverdif Asesores.

2. Declaración unilateral de independencia. Se barajan que no haya votación debido a las medidas de control del gobierno central. Carles Puigdemont no descartó declarar la independencia si no hay referéndum. “En cualquier caso hay muchos mecanismos dentro del estado de derecho para evitar que se materialice la declaración unilateral de independencia y los mercados no contemplan esa posibilidad”, sentencia David Pina, de ActivTrades.

3. Convocatoria de elecciones anticipadas. Es la situación más probable para los analistas, y abriría la puerta al diálogo tras el 1 de octubre, según JP Morgan.

Normas