X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las universidades de España y Portugal caminan juntas en Bruselas

Para el diseño de nuevas políticas educativas se resaltan las capacidades del sur de Europa

Tan cerca y para algunas cosas tan alejados. Españoles y portugueses convivimos en la península Ibérica, pero no siempre nuestros planteamientos van en la misma dirección. Ese distanciamiento se convierte en absoluto entendimiento cuando se trata de enseñanza superior, ámbito en el que las universidades de un lado y otro de La Raya se han propuesto hacer frente común para que se escuche la voz de los países del Sur en el diseño de las políticas europeas de educación, investigación o innovación.

Detrás de este empeño están la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que representa a 76 universidades españolas, 50 públicas y 26 privadas, y el Conselho de Reitores das Universidades Portuguesas (CRUP), entidad de coordinación de la enseñanza universitaria en Portugal, integrada por 15 instituciones, el conjunto de las universidades públicas y la Universidad Católica Portuguesa.

Ambos organismos, además de protagonizar reuniones y encuentros periódicos, concibieron la Oficina Europea CRUE-CRUP, con sede en Bruselas, que persigue desde 2015 dar más visibilidad a las capacidades de nuestra educación superior y obtener una conexión más directa con quienes definen las políticas europeas.

En estos momentos en los que se están discutiendo las nuevas políticas europeas sobre investigación e innovación, “creemos que es muy importante visualizar la capacidad y la importancia de los países del sur de Europa, y su implicación absoluta en la concepción europea como un espacio de desarrollo social y económico, con valores propios que nuestros países representan”, asegura Segundo Píriz, presidente de CRUE Universidades Españolas.

Relación prioritaria

Píriz es tajante al afirmar que la presencia en Bruselas de nuestras universidades y sistemas de investigación debe ser una constante en los estándares europeos. “Para cimentar esta relación que consideramos prioritaria, por su oportunidad y por el propio peso de la colaboración de calidad existente, pensamos que es el momento de plantear una Agenda Ibérica del Conocimiento y Educación Superior (AICES)”, adelanta.

Se trata de un documento de propuestas comunes donde se recogen líneas concretas de actuación, que van desde la posible validación de titulaciones equivalentes en ambos países hasta la participación de los grupos de investigación en las convocatorias públicas también de ambos, así como un programa general de utilización y promoción de las lenguas ibéricas. Además, se contempla la creación de un Observatorio de la agenda institucional. Precisamente este mes de septiembre está previsto un nuevo encuentro de rectores CRUE-CRUP en Sevilla, en el que se dará seguimiento de las primeras acciones de AICES.

Esta cita da continuidad a otras anteriores como el Encuentro de Santiago de Compostela de septiembre de 2016; la participación conjunta en el evento Cost Connect: Water for Agriculture and Food in the Mediterranean Area, el 28 de junio pasado en Bruselas, o la organización del seminario organizado sobre Open Science, en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), también en junio.

Archivado en:

Outbrain