telefonica
El presidente de Accenture Iberia, Juan Pedro Moreno; el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell; la secretaria General de Industria y de la PYMES, Begoña Cristeto; la presidenta de Siemens España, Rosa García; el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete; y la presidenta de Santander, Ana Botín.

Pallete afirma que la digitalización "va a cambiar todo"

Botín pide regulación más ágil para que la UE sea un referente tecnológico

Abril-Martorell alerta de la actual escasez de “talento digital”

Los presidentes de algunas de las principales empresas españolas coincidieron ayer en defender la necesidad de que las compañías y administraciones públicas se adapten al mundo digital.

En una mesa redonda organizada en el I Congreso de Industria Conectada 4.0, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, indicó que la digitalización “no es una época de cambio, es un cambio de época” y que adaptarse a ella no es una opción, sino que es “imprescindible” para las empresas y los países. El directivo destacó que “la oleada” que viene con el 5G lo cambiará todo más, con la inteligencia artificial o el internet táctil, por lo que es necesario adaptarse “como personas, empresas y como países”.

Pallete dijo que tanto Europa como España, que ha sido capaz de pasar a ser el país europeo con mayor conectividad, tienen una “gran oportunidad” en este cambio de época, que será “cuatro veces el tamaño de la Revolución Industrial y lo va a cambiar todo”.

A su vez, la presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, pidió más agilidad en la regulación europea para que el Viejo Continente siga siendo un referente en el nuevo mundo digital y las empresas compitan en igualdad de condiciones con las de terceros países.

“Europa es el mejor modelo que tenemos” por su combinación de base industrial, economía y modelo social, pero aun así “hay que cambiar, hay que adaptarse a los tiempos” digitales, dijo Botín, que puso como ejemplo que hoy en día “vamos de compras en Amazon y buscamos trabajo en LinkedIn”. Por eso, “si queremos hacerlo igual o mejor en esta nueva era hay que tener campeones europeos en el mundo digital”.

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, explicó que hay que asumir que la digitalización “es un tema urgente”, ya que los cambios se producen con mucha velocidad, y advirtió del riesgo de quedarse atrás que tiene España, si no es uno de los líderes del proceso. De hecho, señaló que “hay industrias que han quedado laminadas” y perduran resistencias que “es importante vencer”. En el caso de la Administración, señaló que debe tener una acción “más decidida y agresiva” para acelerar la digitalización de la industria y ha alertado de la escasez de “talento digital” que existe en estos momentos.

La presidenta de Siemens-Gamesa, Rosa García, apuntó como “a nivel mundial” el gran cambio que supone la transformación digital “va por barrios”, ya que mientras en países como EEUU o Alemania está entrando como mucha fuerza, en España, tras 10 años de crisis, el sector industrial se está despertando y creciendo en los últimos años. En ese sentido, animó a que se mantenga esa tendencia para que no se pierda el tren.

Un impacto de 100.000 millones

El ministro de Economía, Luis de Guindos, destacó la importancia de la transformación digital de los sectores productivos. “Si aprovechamos el potencial de las nuevas tecnologías, la digitalización implicará un aumento para 2025 de más de 100.000 millones de euros en el valor añadido bruto de nuestro país, lo que supone casi el 10% del PIB”.

Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture, dijo que en sólo dos años su compañía ha pasado a tener el 47% de actividad vinculada a transformación digital, lo que demuestra cómo sus clientes en España “han abrazado el cambio”. Tras señalar que España es líder en sectores como las telecos, la banca o la distribución, instó a las empresas a colaborar, además de a promover el talento y la capacitación técnica.

Normas
Entra en EL PAÍS