X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El ‘ecomerce’ electrónico y el turismo resucitan al ciclomotor en España

Las ventas de estos vehículos encadenan tres años en positivo Se trata del medio de transporte motorizado con mayor penetración de eléctricos

Cuando todo parecía perdido, apareció una luz al final del túnel. Tras desplomarse durante años, las ventas de ciclomotores en el mercado español encadenan tres ejercicios en positivo, gracias al auge del comercio electrónico y del turismo. En lo que va de año se han matriculado más de 13.500 unidades, con un crecimiento acumulado hasta agosto del 23%, según la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor).

Lejos quedan las ventas de hace una década, cuando se ponían en circulación más de 100.000 ciclomotores al año. Al cierre de 2016 se habían matriculado un total de 17.230 unidades. “Hubo épocas gloriosas en las que se vendían muchos. Pero unos cambios normativos llevaron al ciclomotor a la mínima expresión”, explica José María Riaño, secretario general de Anesdor. El sector cree que las ventas de 2007 no se recuperarán, ya que se produjo una sustitución de este medio de transporte por motocicletas ligeras. Pero consideran que se ha abierto una oportunidad para estos vehículos. “El ciclomotor se está redescubriendo”, afirma Riaño.

El aumento en el número de turistas (75,3 millones en 2016) es una de las razones que explican el alza en las ventas de ciclomotores. El canal donde más crecen las matriculaciones es el alquiler, un 107%. Aquí están las empresas de rentabike tradicionales y los servicios de vehículos compartidos como eCooltra y Muving. “Sobre todo tiran del mercado el arrendamiento y el fenómeno del sharing. Cada vez en España más turistas optan por alquilar un ciclomotor, por comodidad, ya que se reducen los tiempos de desplazamiento entre un 50% y un 70%”, cuenta Riaño.

Otro de los fenómenos importantes ha sido el auge del comercio electrónico. Las motos y ciclomotores de Seur realizan unas 4.000 entregas al día. “El comercio electrónico está creciendo a un ritmo frenético y, en consecuencia, cada vez movemos más envíos, lo que comporta la necesidad de adaptar las flotas a la creciente demanda”, afirma Jordi González, director general de franquicias de MRW.

Algo que también se ha vivido con el importante salto que ha dado el reparto de comida a domicilio. “La entrega de comida ha experimentado un desarrollo espectacular en España en los últimos tiempos, facturando 600 millones de euros en 2016”, aseguran en McDonald’s. “El consumidor exige una entrega inmediata. El factor de delivery y el reparto en la última milla convierten al vehículo de dos ruedas, y en concreto al ciclomotor, en un elemento estratégico”, señala Riaño.

Flota propia

No todas las compañías cuentan con una flota propia, sino que algunas establecen alianzas con compañías de transporte. Por ejemplo, el gigante del comercio electrónico Amazon reparte sus artículos a través de proveedores. En el lado contrario, Telepizza cuenta con más de 8.000 motos y ciclomotores en España. En el caso de Just Eat son los restaurantes adheridos a la plataforma quienes realizan las entregas. En la empresa de comida a domicilio Deliveroo, los vehículos pertenecen a los repartidores. “Trabajamos con el concepto de proximidad y la práctica totalidad de los pedidos se entregan en bicicleta o en moto. Del total de riders, más de la mitad, el 57%, realiza los repartos en bici, mientras que el 33% opta por la moto”, indican en Deliveroo.

Renovación

El parque de ciclomotores está formado por 1.971.869 vehículos, según los últimos datos de la DGT. La media de antigüedad de los vehículos de dos ruedas se sitúa en 14,7 años, según Anesdor. El incremento en los repartos ha llevado a que las empresas opten por renovar la flota de ciclomotores hacia modelos más eficientes y menos contaminantes. En este canal, las matriculaciones aumentan un 24% en lo que va de año.

La patronal espera que las ventas crezcan en lo que queda de año, ya que se prevé que los fabricantes liquiden sus stocks antes de la entrada en vigor de la normativa europea de emisiones Euro 4 para los ciclomotores, que se aplicará a partir del 1 de enero de 2018.

Futuro eléctrico

Existe un consenso en que el futuro del ciclomotor será eléctrico. Un cambio que ya ha comenzado. Hasta agosto se han matriculado 1.698 unidades, un 295% más que en 2016. “Aún es una proporción pequeña, pero tiene una penetración del 12,5%, algo que no ocurre en ningún otro vehículo”, puntualiza Riaño.

Empresas de comida a domicilio como Deliveroo o Telepizza y compañías de transporte de paquetes apuestan por incorporar vehículos menos contaminantes y cuentan ya con bicicletas eléctricas en algunas ciudades. “La incorporación de motos eléctricas a nuestra flota es algo que estamos valorando para contribuir a reducir el impacto medioambiental”, avanzan en la cadena de pizzerías. “Hemos incorporado soluciones innovadoras como el transporte no motorizado, vehículos y motos eléctricas y de gas natural. Estos medios están en más de 20 ciudades y entregan más de 120.000 envíos al mes”, señala Seur. “Hace años que estudiamos alternativas al reparto convencional y estamos potenciando el uso del vehículo eléctrico y la bicicleta para el reparto en núcleos urbanos, principalmente”, concluye González.

Archivado en:

Y además:

Outbrain