X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Borra: “Si no hay pacto con los funcionarios, los Presupuestos se complican”

“Si no se vuelve a las 35 horas, la subida salarial deberá ser mayor” “Con las protestas habrá que esperar a que pase el 1-O para no añadir más leña al fuego”

Miguel Borra, presidente del sindicato CSIF.

El líder del sindicato de empleados públicos CSIF, Miguel Borra (Zaragoza, 1968), negocia estos días, a contrarreloj, con el Gobierno para arrancar una subida salarial a más de 2,5 millones de empleados públicos, que compense el 20% de poder adquisitivo perdido desde 2009, según los cálculos de esta central. Borra hace hincapié en que el talante y los conocimientos de la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, son muy buenos;pese a ello cree que un acuerdo “está difícil".

Los sindicatos aún no han llegado a un acuerdo con el Gobierno para mejorar las condiciones laborales del sector público ¿En qué momento está la negociación?

El primer escollo es la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales, después de que el Gobierno pusiera el mínimo en 37,5 horas para todos los empleados públicos en 2012. Hemos sido muy tajantes al pedir al Ejecutivo que deje a las distintas administraciones que en cada ámbito (Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos) se negocie con los sindicatos el recorte de jornada que se pueda. De hecho, administraciones del PP han apoyado esta vuelta a las 35 horas, como en Castilla y León, y en otras ocasiones se han abstenido, como cuando lo sometieron a votación en los parlamentos de Extremadura y Andalucía.

¿Y qué les dijo de esto el Gobierno el jueves?

No fueron tan negativos como cuando tuvimos la reunión con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro en febrero. En aquella ocasión se cerró en banda al considerar que costaba entre 800 y 1.200 millones en contrataciones. No creemos que el coste sea tan elevado porque buena parte se compensa con la tasa de retorno del IRPF y la parte de cotizaciones del trabajador.

Pero lo que más interesa a los empleados públicos es la recuperación salarial. El Gobierno ha ofrecido una subida fija y otra variable. Juntas no llegarían al 7% en tres años...

Estimamos una pérdida de poder adquisitivo del 20%. Pero tenemos los pies absolutamente en la tierra y sabemos que en tres años esta recuperación total no es factible.

En la reunión del jueves se habló de una “subida significativa” ¿cuál sería para el CSIF?

Aún no han hecho su propuesta definitiva. Queremos que el Ejecutivo nos diga en cuánto valora la dignificación de los empleados públicos de la que habla. Si dicen que no a las 35 horas, y aplican una subida salarial del 6% en tres años, a lo que habría que restar la inflación de estos tres ejercicios, no nos parecería de recibo. Eso no es significativo.

Con los 5.000 millones del rescate de las autopistas de peaje, podrían haber subido los sueldos de los funcionarios un 4%.

¿Podría el Gobierno ofrecer recuperar la mitad del poder de compra perdido, esto es una subida salarial del 10% en tres años?

No. No veo a la Administración en disposición de hacer esa oferta a tres años. Le planteamos que hagan un esfuerzo, y le decimos: si quiere un acuerdo a tres años, se va a tener usted que mojar; con los salarios y con las 35 horas. Y si no, no habrá acuerdo a tres años. En ese caso, que piensen que si no hay pacto sindical con los funcionarios, los Presupuestos Generales de 2018 se complican.

Que tengan en cuenta que cuando sí hay pacto, los sindicatos nos ocupamos de que los partidos políticos lo sepan. De hecho, la semana que viene hablaré ya con el PNV, porque en el País Vasco también aprobaron las 35 horas y están anuladas. Con lo cual, al PNV, que parece uno de los socios más importantes para sacar adelante los Presupuestos, ya les vamos a decir que lo que pedimos con las 35 horas les favorecerá a ellos también.

¿Cuál sería su mínimo de alza salarial? y ¿es el mismo para todos los sindicatos?

Si la oferta es razonable en su conjunto podríamos estar los tres de acuerdo. Resalto, en su conjunto. Si nos dicen que no a las 35 horas, tendrían que hacer un esfuerzo muy importante en el terreno salarial. Si dicen que sí a las 35 horas…pues no tanto. Y este planteamiento es compartido.

¿Cabe la posibilidad de que no haya acuerdo a tres años y sí uno parcial solo para 2018?

Sí. Pero si no firmamos el pacto, solo pueden sacar el Presupuesto en solitario. Y lo que sí creo que el Gobierno tiene claro, y así lo han dejado entrever, es que los de 2018 son los últimos Presupuestos que hacen. Por eso ellos quieren un acuerdo a más años.

¿Cuáles son esos temas dónde es más factible el acuerdo?

La secretaría de Estado ha mostrado receptividad para ampliar la tasa de reposición (funcionarios allí donde está al 50%, como los ayuntamientos o aquellos sectores concretos como es la policía local. También hablamos de crear una bolsa de plazas para necesidades especiales que puedan tener las comunidades autónomas. Y para extender la consolidación de interinos a todas las administraciones y no solo en educación, sanidad y justicia. Si un puesto está ocupado durante dos años por un interino, que pueda salir esa plaza en oferta. Eso no tiene coste, y por eso al Gobierno le encanta.

Los tres sindicatos han avanzado que si no hay acuerdo habrá movilizaciones. ¿Cree que hay músculo sindical para una huelga?

Nuestra Comisión Nacional decidirá el jueves si acepta o no la última oferta del Gobierno. Y, si no, empezará ya a plantear una respuesta. Después, habrá ver qué ocurre el 1 de octubre en Cataluña; hay que tener especial cuidado para no añadir más leña al fuego con nuestras protestas. Dicho esto, en los centros de trabajo, los empleados públicos están cabreados;pero hablar de huelga en estos momentos es prematuro.

El PP ha recomendado a los empleados públicos de Cataluña que sigan el protocolo de actuación elaborado por el CSIF...

Sí, es un protocolo tan sencillo y por eso es el que está funcionando. Un empleado público solo se puede negar a acometer una orden cuando esa orden no admita discusión jurídica sobre su legalidad. Y ahora ya está habiendo órdenes en Cataluña que están siendo claramente ilegales. El Tribunal Constitucional ha dicho que toda actuación que favorezca el referéndum es ilegal. Recomendamos que ante una orden que genere estas dudas de ilegalidad siempre se reclame por escrito; o que cuando haya órdenes verbales, haya testigos. Una vez que la orden se tiene por escrito, se denuncia a la Inspección de su consejería. Para ello hay un formulario muy sencillo, que también se presenta posteriormente ante la Fiscalía. Y aconsejamos lo mismo para el día después: que sigan el protocolo. Yo estaré en Barcelona con los servicios jurídicos preparados y coordinados con el resto de España.

Archivado en:

Outbrain