Ntaxi da al usuario la opción de compartir trayectos en taxi en más de 60 localidades

La iniciativa busca modernizar el sector, minimizar el impacto de Uber y Cabify e impulsar el negocio

La ‘startup’, liderada por la Asociación Smart Taxi y Proconsi, promete ahorros de hasta un 60%

Un taxi agrupado en Ntaxi circula junto a la Puerta de Alcalá, en Madrid.
Un taxi agrupado en Ntaxi circula junto a la Puerta de Alcalá, en Madrid.

El impulso en España de Uber, Cabify y de aplicaciones como Mytaxi (propiedad del grupo Daimler) ha hecho reaccionar al sector del taxi, y algunos taxistas han decidido plantar cara a esas plataformas “no con una lucha descarnada que está dañando la imagen del sector del taxi y perjudicando a sus profesionales en favor de otros servicios, sino con una propuesta de calidad basada en la tecnología y la innovación”.

Este objetivo está detrás de Ntaxi, una startup, participada al 50% por la empresa tecnológica Proconsi y un grupo de taxistas, estos a través de la Asociación Smart Taxi, creada en diciembre de 2016 con el propósito de impulsar la tecnología en el sector. Lo novedoso de su propuesta es que, además de permitir solicitar un taxi (eligiendo incluso el tipo de vehículo como ya se hace en otros servicios), ofrece también la opción de compartir taxi, lo que, aseguran, permite al usuario ahorrar hasta un 60% en el coste del trayecto.

“Todo de manera legal”, puntualiza Constantino Lázaro, director de Operaciones de Proconsi, que aclara que lo que está prohibido por ley es compartir un taxi a un destino (aeropuerto, por ejemplo) poniendo un precio fijo por persona. “Pero aquí es una app la que cobra al cliente y después paga al taxista, que recibe el importe final del trayecto según las tarifas reguladas”.

De este modo, Ntaxi evita las limitaciones que tienen hoy los taxistas en España a la hora de realizar ofertas y ofrecer descuentos para competir con los rivales de la llamada economía colaborativa. Lázaro recuerda que el sector del taxi tiene en España tarifas reguladas y de cobro obligado que les limita su capacidad para competir con los nuevos rivales.

La idea de Ntaxi surgió en 2015, impulsada por tres taxistas de Barcelona (Eduardo Guía, Francisco Javier Sanz y Francisco Blanco), pero hasta este enero fue un proyecto piloto, dice Lázaro, que resalta que, ahora con más de 1.500 taxis y el servicio operativo en más de 60 localidades, es el momento de darlo a conocer en toda España. Las principales ciudades donde operan hoy son Madrid, Barcelona, Ibiza, Palma de Mallorca, Tenerife, Las Palmas de Gran Canarias, Ceuta y toda la Costa del Sol.

“Ahora hemos empezado a implantarnos en Valencia, Castellón, León y La Coruña, aunque estamos presentes en muchas pequeñas localidades”, añade Lázaro. Su objetivo es tener 15.000 taxis para final de 2018 y ser un servicio a escala nacional. Ntaxi también funciona ya en México y está en fase de pruebas en Chile. Sus impulsores negocian igualmente con taxistas de EE UU, Alemania e Italia para ver cómo pueden poner en marcha el servicio en esos países.

Contratar el servicio de compartir taxi es sencillo, según señala Lázaro, que advierte que siempre hay que solicitarlo una hora antes de que se quiera iniciar el trayecto. El usuario solo debe indicar el punto de recogida y a dónde quiere ir. A partir de ahí, el sistema busca entre todas las solicitudes recibidas qué combinadas aportan mayor ahorro a los clientes. Después, un potente algoritmo calcula de forma automática la parte que corresponde pagar a cada uno de los usuarios, “ofreciéndoles un ahorro significativo que no resulta gravoso para el taxista, que cobrará lo que marca el taxímetro al final del trayecto. Igual que en un servicio normal. “El objetivo de Ntaxi es que todos ganemos, clientes y taxistas, ofreciendo eso sí todas las garantías legales”, remarca Lázaro.

Este asegura que la opción de compartir taxi de Ntaxi no reducirá el negocio de los taxistas, pues los usuarios de taxi actuales seguirán utilizándolos como hasta ahora. Sin embargo, el nuevo servicio está pensado para atraer nuevos usuarios, aquellos que ven hoy el taxi como un servicio caro. Es una reacción a los servicios colaborativos, una forma de poder competir con ellos”. Cada taxi puede ser compartido por tres personas (o seis, según el tipo de vehículo).

Los creadores de Ntaxi dicen que la startup está registrando un incremento sostenido superior al 47% mensual en número de solicitudes de servicio. También crece un 10%_cada mes el número de vehículos afiliados, lo que supone un crecimiento interanual superior al 313%.

Normas