X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cambios en el mercado »

El Gobierno permite poner en marcha la segunda parte de la reforma de la Bolsa

El mercado español se conectará al sistema europeo Target 2 Securities a mediados de este mes La renta fija seguirá el mismo proceso en la postcontratación que la variable desde mayo del año pasado

El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

El Ejecutivo ha aprobado la norma que sienta las bases para la segunda parte de la reforma del sistema español de compensación, liquidación y registro de valores, con un doble objetivo: adaptarlo a la normativa europea y a los estándares más utilizados por los países del entorno de España y permitir su integración en la plataforma paneuropea de liquidación de valores Target 2 Securities.

La reforma se estructura en dos fases. La primera fue completada el año pasado –arrancó en el mes de mayo– de forma que la que las operaciones sobre valores de renta variable se compensan en una cámara de contrapartida central y pasan a liquidarse en dos días hábiles utilizando un sistema de saldos. La segunda, en la que se adapta la plataforma de liquidación de la renta fija española  al nuevo sistema y se realiza la migración del conjunto del sistema a Target 2 Securities el 15 de septiembre de 2017.

"Para aplicar la segunda fase, el Gobierno ha modificado la actual legislación para aplicar el nuevo método a los valores de renta fija  y flexibilizar algunos aspectos operativos", señala el Ejecutivo en las referencias del consejo de ministros del viernes. 

España es uno de los pocos países de la zona euro que no está en la plataforma, que ya cuenta con 16 países. Esta ha sido el último objetivo último de las reformas en el sistema de compensación, registro y liquidación de valores, que arrancó en abril del año pasado. La gran misión era que los procesos posteriores a la contratación sean homogéneos con el resto de Europa y también con Estados Unidos.

Desde inicio del primer semestre de 2016 no es el propio mercado el que asegura la entrega de los títulos, sino una cámara de contrapartida central. En el caso español, es BME Clearing, que exige a las entidades que sean clientes que depositen garantías. Estas podrán ser avales, dinero en efectivo o activos de renta fija o variable.

Archivado en:

Outbrain