La reforma hipotecaria se tramitará en un ‘otoño caliente’ en el frente judicial

El Supremo y el Tribunal de la UE fallarán sobre tres aspectos clave

Los juzgados especiales deberán iniciar la digestión de miles de litigios por cláusulas suelo

Reforma hipotecaria
Sede del Tribunal de Justicia de la UE.

La derivada judicial en la que han entrado miles de hipotecas en España en los últimos años promete animarse este otoño. El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) y el Tribunal Supremo español tienen previsto pronunciarse sobre algunas de las cláusulas más polémicas de los contratos de crédito para la compra de vivienda mientras que los nuevos juzgados especializados en hipotecas deberán comenzar a digerir los miles de litigios recibidos, especialmente sobre cláusulas suelo.

Un otoño caliente, en definitiva, que promete marcar la tramitación parlamentaria de la reforma hipotecaria que el Gobierno impulsará en las próximas semanas para cumplir, con año y medio de retraso, con la regulación europea y para elevar la protección del consumidor bancario.

Después de todo, los dictámenes previstos de los dos Altos Tribunales mencionados tendrán efecto en algunos de los puntos clave de la reforma hipotecaria planteada. En primer lugar, el Tribunal Supremo tiene previsto pronunciarse sobre las llamadas hipotecas multidivisa el 20 de septiembre, informan desde la asociación de usuarios financieros Asufin. La sentencia, que se publicaría unos días después, será clave para las cerca de 70.000 familias que, según esta plataforma de consumidores, contrataron hipotecas en yenes o francos suizos entre 2007 y 2008.

A falta de conocer el dictamen de los magistrados, las hipotecas multidivisa serán una pieza clave de la reforma que tramitará el Congreso de los Diputados pues así lo exige la transposición de la directiva europea. Según consta en el último borrador al que ha tenido acceso este diario, la nueva legislación hipotecaria dará por primera vez el derecho a solicitar en cualquier momento la conversión a euros –u otra divisa en que se obtengan los ingresos recurrentes– del crédito constituido en otras divisas extranjeras.

Hitos clave del calendario

  • Mes de septiembre. El proyecto de ley de reforma hipotecaria será remitido al Congreso de los Diputados en las próximas semanas para iniciar su tramitación.
  • 20 de septiembre. El Tribunal Supremo tiene previsto abordar las hipotecas multidivisa y someterlas a votación y fallo el día 20.
  • Mes de diciembre. Los juristas asumen que la respuesta del Tribunal de Justicia de la UE al Tribunal Supremo sobre cláusulas de vencimiento anticipado e intereses de demora se recibirá previsiblemente a finales de año.

Por otra parte, el TJUE tiene pendiente responder a dos consultas elevadas por el Supremo español, que prefirió curarse en salud y pedir orientación sobre dos nuevas cláusulas hipotecarias que han sido objeto de controversia judicial, tras el varapalo que sufrió su doctrina sobre cláusulas suelo.

En concreto, preguntó cómo actuar cuando sea declarada nula, por abusiva, una cláusula de intereses de demora o una de vencimiento anticipado, aquella que permite a la banca activar la ejecución de la hipoteca, y el desahucio del inquilino, ante determinado número de impagos. En concreto, cuestiona cuánto sería correcto cobrar si se anula el castigo estipulado en el contrato hipotecario en caso de retraso del cliente en los pagos, y qué procedimiento seguir cuando un particular deje de pagar las cuotas al banco si la cláusula que lo regula no vale.

El Gobierno prevé solventar la recurrente anulación de estas cláusulas fijando un nuevo articulado en la reforma hipotecaria. De un lado, prevé limitar a tres veces el interés legal del dinero la sanción por demora y, de otro, propone que la banca solo pueda ejecutar el crédito ante el impago de un 2% del monto de la deuda, en lugar de ante cierto número de cuotas sin pagar.

La duda es si estas propuestas casarán con lo que acabe dictaminando el TJUE. En todo caso, aunque el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, aseveró que el Gobierno no esperará a la resolución del TJUE para acometer los cambios previstos sobre estas cláusulas, fuentes judiciales asumen que el dictamen puede llegar cuando la reforma esté aún en tramitación.

Aunque el TJUE rechazó la petición del Supremo de pronunciarse al respecto mediante un procedimiento acelerado, se espera que su decisión se produzca antes de final de año, lo que daría una oportunidad para adaptar la nueva legislación al criterio europeo.

En paralelo, será este otoño cuando los nuevos juzgados especializados en materia hipotecaria, creados para evitar el colapso del sistema judicial por el aluvión de demandas, comiencen a resolver los miles de casos recibidos, especialmente por cláusulas suelo.

Los fallos que se produzcan y la evaluación prevista de la vía de negociación impulsada por el Ejecutivo para las reclamaciones por suelos hipotecarios podrían generar un debate en el Congreso sobre si modificar la vía extrajudicial o adaptarla para otros casos.

Normas