El consejero delegado de Almirall dimite tras recortar las previsiones de beneficios

Eduardo Sanchiz, renuncia, según la compañía, por un plan de sucesión ya acordado

El nuevo primer directivo, Peter Guenter, era hasta ahora vicepresidente mundial de Sanofi

El consejero delegado de Almirall dimite tras recortar las previsiones de beneficios

Cambio de rumbo en Almirall. El consejo de administración del laboratorio ha aprobado el nombramiento de Peter Guenter como consejero delegado de la compañía, efectivo a partir del 1 de octubre, según comunicó este lunes a la CNMV. Sucederá Eduardo Sanchiz, "quién expresó su deseo de renunciar a su cargo".

Esta decisión se produce después de que la compañía rebajara en julio las previsiones de beneficios para este año y el consiguiente descalabro bursátil. La compañía asegura que toma la decisión "iniciando el plan de sucesión iniciado hace algo más de un año".

Según la empresa, Sanchiz hace más de un año "expresó su deseo de dedicar más tiempo a su familia y otros intereses", por lo que el consejo de administración ha aprobado el nombramiento de Guenter como primer ejecutivo, a las órdenes del presidente Jorge Gallardo, que junto con su familia controla accionarialmente el resultado.

Pero en tiempo, esta salida coincide con la debacle bursátil. La empresa anunció el 11 de julio que recortaba sus previsiones, una noticia que fue inmediatamente recibida en el mercado con una caída del 25% en su valor. En concreto, la farmacéutica calculó que este año logrará un ebitda de entre 140 y 170 millones de euros y que sus ingresos totales y sus ventas netas registrarán un descenso porcentual de un "doble dígito bajo". Sus previsiones anteriores para 2017 apuntaban a un aumento porcentual de su ebitda de un dígito medio, así como a un incremento relativo de los ingresos y de las ventas de un dígito "de bajo a medio".

Almirall explicó que este recorte en sus estimaciones financieras anuales se debe a que su negocio estadounidense, operado por Aqua, se está viendo afectado "negativamente" por un reequilibrio de inventarios en el canal de distribución; una adjudicación "inapropiada" de un programa público para pacientes con bajos recursos en ese país, y por el reciente lanzamiento de un genérico de su medicamento Acticlate también en el mercado de Estados Unidos.

Desde ese día, la cotización de Almirall ha caído un 36% y su valor bursátil se ha quedado en 1.430 millones de euros.

El pasado martes, la empresa precisamente también sustituyó a su máximo directivo en EE UU, e igualmente no relacionó el cese con los malos resultados provenientes de la filial de aquel país.

Guenter, de nacionalidad belga, ha trabajado en Sanofi durante los últimos 22 años, recientemente como vicepresidente de cardiología y diabetes, siendo parte del comité de dirección global de la multinacional francesa.  Precisamente el perfil internacional se ha considerado clave para el nombramiento, ya que el laboratorio catalán dispone del 75% de su negocio en el exterior. Además, el ejecutivo ha contado con importantes responsabilidades comerciales en el laboratorio galo.

Eduardo Sanchiz ha trabajado en el laboratorio catalán durante trece años, y fue nombrado consejero delegado en julio de 2011.Seis años después sale de la compañía. Durante el mes de septiembre, habrá un periodo de transición de ambos ejecutivos.

El directivo español ha liderado en los últimos años el cambio de rumbo de la compañía, enfocándola hacia el negocio dermatológico. En 2014, el laboratorio vendió su división respiratoria a la multinacional británica AstraZeneca, por un importe de 650 millones de euros y hasta 1.500 millones por hitos futuros comerciales. Desde entonces, el laboratorio perdió tamaño, entró en una etapa de conversión con varios procesos de despidos en todo el mundo y se enfocó en comprar compañías del área dermatológica, como Aqua, Thermigen y Poli Group.

Pérdidas en el primer semestre

La empresa anunció en julio pérdidas por 73,1 millones en el primer semestre, en contraste con el beneficio de 80,5 millones de euros obtenido en el mismo periodo de 2016. Por su parte, los ingresos sumaron 378,9 millones, un 11,5% menos.

“Estoy muy contento de que Peter Guenter haya aceptado formar parte de Almirall. Es un verdadero líder global con mucha experiencia en EE.UU., Europa y mercados emergentes. Estoy convencido de que su aportación al desarrollo de Almirall será al más alto nivel”, aseguró Jorge Gallardo, presidente de Almirall, en un comunicado.

“Estoy emocionado y ansioso por unirme a Almirall como consejero delegado. La compañía tiene definida una clara estrategia que está dispuesta a llevar a cabo, poniendo a los pacientes y a los profesionales sanitarios como objetivo prioritario. Junto con mi equipo estoy seguro de que seremos capaces de desarrollar los valores de Almirall”, destacó por su parte Guenter.

Normas