Tienda de Telefónica Brasil.
Tienda de Telefónica Brasil.

Brasil tira de Telefónica, también en los mercados financieros

Telefónica Brasil sube un 17% desde enero y alcanza máximos anuales

La compañía capitaliza en la actualidad 20.700 millones de euros

Telefónica Brasil se ha convertido en la mejor filial de la operadora española en los mercados financieros en lo que va de año. Sus ADR suben cerca de un 17% en Wall Street desde enero y están en máximos anuales al alcanzar esta misma semana los 15,60 dólares. La empresa ya registró en 2016 un ejercicio con fuertes subidas, al avanzar un 48%. Un precio que otorga a la filial una capitalización bursátil cercana a 24.600 millones de dólares (unos 20.700 millones de euros).

De esta forma, Telefónica Brasil se ha convertido en la principal alegría bursátil de la teleco, cuyos títulos suben en el año un 5,5%. Telefónica Deutschland, por su parte, registra una revalorización anual del 9%.

Una de las cuestiones que se plantean es si seguirán con estos avances. Los analistas que siguen a la compañía otorgan un precio objetivo medio de 16,24 dólares, según las estimaciones de Reuters, lo que otorga a la teleco un potencial de revalorización de casi un 5%.

Hay analistas más optimistas como los de casas de Bolsa como Alphavalue y Scotiabank, que dan a los ADR de Telefónica Brasil un precio objetivo de 19,40 y 17 dólares, respectivamente. Otros, no obstante, como Santander otorgan un precio objetivo de 15 dólares.

Durante el primer semestre, algunos de los grandes inversores tomaron nuevas posiciones en la compañía. Entre ellos destaca Vanguard Group y, sobre todo, Artisan Partners, primer inversor institucional de Telefónica Brasil, que adquirió 3,24 millones de acciones, hasta alcanzar un paquete de 74,62 millones, que representan un 6,67% del capital. En sentido contrario, otras gestoras como Schroder Investment redujeron levemente sus posiciones.

En un informe publicado esta semana, Scotiabank destaca que la economía brasileña sigue subiendo así como la retribución al accionista que mantiene Telefónica Brasil. La teleco pagó el pasado martes un dividendo de 1.300 millones de reales (unos 350 millones de euros). Además, tiene previsto abonar en diciembre otro dividendo de 2.400 millones de reales. Este banco de inversión recomienda usar el dividendo para comprar más acciones.

La operadora ha mantenido la tendencia de crecimiento. Sus ingresos subieron un 1,7% en el primer semestre, con un incremento del 2,2% de los ingresos por servicios. El volumen de negocio en el móvil aumentó un 3,8% entre abril y junio, gracias a un incremento del 4,8% de los ingresos por servicios. El ebitda recurrente subió un 7,1% hasta junio, por un 13,6% del beneficio neto recurrente.

En este sentido, Scotiabank defiende el modelo de negocio móvil basado en el segmento de contrato. “El 75% de los ingresos de los servicios móviles procedieron del postpago, mientras que las ventas consolidadas procedentes de los datos fueron un 72% más altas que las procedentes de la voz”, indica el informe.

Además, destaca el despliegue las redes de móvil 4G, cuyo tráfico se ha incrementado un 144%. En este sentido, la propia compañía anunció a mediados de agosto que había activado el LTE en 124 nuevos municipios, llegando ya a 1.600, que suponen cerca del 75% de la población brasileña.

De igual forma, Telefónica Brasil está en línea para materializar las sinergias generadas por la integración de GVT, antigua filial brasileña de Vivendi, adquirida por el grupo español en 2015. Las sinergias rondan los 3.800 millones de reales.

Lo cierto es que Brasil ha vuelto a ganar relevancia en Telefónica durante 2017 gracias a su crecimiento. En el primer trimestre, incluso, fue el primer país en aportación de ingresos al grupo por delante de España (el mercado español recuperó el primer puesto en el segundo trimestre), gracias también a la recuperación del real frente al euro.

Normas
Entra en EL PAÍS